lunes, 24 de diciembre de 2018

13:29:00
OAXACA, México, 24 de diciembre.- El Gobierno de México tiene la voluntad política para transformar la región del Istmo de Tehuantepec, por lo que en tres años se habrán consolidado las bases que darán impulso a la economía bajo los principios de respeto al medio al medio ambiente y a la opinión de las comunidades, además de procurar en todo momento el beneficio a la población local. 


Así lo expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la presentación del Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec que se llevó a cabo en la Administración Portuaria Integral (API) del Puerto de Salina Cruz:

“Hay lo mero principal: hay voluntad política para transformar esta región. Se pueden tener proyectos, inclusive recursos, pero si no hay voluntad política no se hacen las cosas. Yo vengo a decirles que vamos a impulsar el desarrollo del Istmo, ahora sí como lo vengo diciendo: Me canso ganso. Va porque va.”

A partir del próximo año, destacó el presidente, se empezarán a aplicar las inversiones consideradas en el plan:

“Ya se van a autorizar para comenzar cerca de mil millones de pesos para rehabilitar la vía, solo 2019, cerca de mil millones de pesos; se va a continuar con el proceso de ampliación de la carretera de Salina Cruz a Coatzacoalcos, el tramo de Acayucan-Matías Romero, 250 millones de pesos.

“Hay ya disponible un fideicomiso de alrededor de tres mil millones de pesos para la ampliación y modernización del puerto de Salina Cruz y de Coatzacoalcos. Y ya se tienen recursos, también en el presupuesto, para la rehabilitación, tanto de la refinería de Salina Cruz, como de la refinería de Minatitlán.

“Puedo decirles que ya están considerados más de ocho mil millones de pesos para el año próximo para este proyecto de desarrollo del Istmo de Tehuantepec.”

Explicó que el plan es una de las líneas estratégicas del Gobierno de México que buscan de manera prioritaria el bienestar de la población a través de la generación de empleos locales para evitar la migración forzosa y promover, en cambio, la permanencia de los habitantes en sus lugares de origen.

Por ello, señaló que el Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec forma parte de las cortinas de desarrollo que se promoverán en todo el país que incluyen al Tren Maya, la siembra de árboles frutales y maderables del programa Sembrando Vida, la rehabilitación y construcción de refinerías, entre otros.

Detalló que las obras a desarrollarse en el Istmo de Tehuantepec quedarán afianzadas en un plazo máximo de tres años:

“Dos años para hacer la infraestructura y, a partir de los dos años, teniendo ya modernizados los puertos, la vía de ferrocarril, a lo mejor ya el nuevo gasoducto, utilizando el derecho de vía que ya se tiene, modernizadas las dos refinerías, Minatitlán y Salina Cruz, entonces Zona Libre en el Istmo. ¿Qué significa esto? Que vamos a bajar el IVA a la mitad y vamos a bajar el Impuesto Sobre la Renta, también, a la mitad.”

No obstante, el jefe del Ejecutivo federal indicó que todas las acciones relativas al plan se apegarán a los principios de la Cuarta Transformación:

“Luego de varios intentos queremos reactivar este antiguo proyecto con algunos criterios básicos: Primero, respetar la opinión de las comunidades y de los pueblos del Istmo. No hacer nada sin consulta de los pueblos. Pero estoy seguro, percibo que la gente va a apoyar este proyecto. Segundo. Que se tiene que cuidar el medio ambiente, no causar daños ecológicos. Y tercero, que sea para beneficio de la población del Istmo de Tehuantepec.”

Por razones estratégicas de soberanía, únicamente habrá inversión nacional

El mandatario agregó que el Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec es de superior importancia para México, por lo que se apegará a principios que garanticen la libertad de la nación:

“Todo este proyecto, a diferencia de otros, por razones estratégicas de soberanía, porque no queremos nosotros meternos en pleitos de potencias; no queremos nosotros meternos en las patas de los caballos.

“México es un país independiente, soberano, libre, que siempre va a mantener sus principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos, defendiendo su soberanía.

“Por eso en este proyecto, a diferencia de otros, no vamos a tener inversión extranjera de potencias, va a ser inversión nacional. Y convoco a los empresarios de México para que hagamos una mezcla de recursos, inversión pública, inversión nacional para el desarrollo del Istmo de Tehuantepec.”

El presidente finalizó: “Vengo a decirles que vamos a impulsar el desarrollo del Istmo, ahora sí como lo vengo diciendo: Me canso ganso. Va porque va. Y lo vamos a hacer entre todos.”

Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec

Tiene como eje nodal el Corredor Multimodal Interoceánico, que hará más eficiente el enlace entre los puertos Coatzacoalcos, en Veracruz, y Salina Cruz, en Oaxaca, a través de la modernización de la infraestructura ferrocarrilera, portuaria, aeroportuaria y carretera para que el cruce del istmo sea rápido, eficiente y competitivo. La meta es que, a partir de 2020, el corredor pueda competir en costos y tiempos frente a otras opciones de transporte interoceánico.

Objetivos

Impulsar el desarrollo económico sustentable de la región, potenciando su capacidad productiva en todos los sectores de actividad, utilizando sus propios recursos, no solamente ofreciendo al mundo un medio de transporte de mercancías eficiente, rápido y de bajo costo.
Recuperar la capacidad para generar una dinámica económica de inversión pública y para crear condiciones que atraigan la inversión privada, orientando sus beneficios hacia el bienestar de la población.
Abrir la posibilidad de que la población vulnerada de la región participe directamente de los beneficios generados por el desarrollo.

Por ello, el Gobierno de México desarrollará las siguientes líneas estratégicas:

Modernización del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT). Habilitar el transporte ferroviario para que aumente la velocidad y desplazamiento y disminuya el costo de transporte.
Modernización y fortalecimiento de los puertos comerciales para ofrecer servicios eficientes de carga, transporte, almacenaje, embalaje y servicios logísticos diversos. En 2019 se invertirán mil 500 millones de pesos.
Modernización y complementación de la red de carreteras primarias y secundarias para ofrecer mejor infraestructura hacia los puertos de embarque, traslado y acceso a los mercados nacionales e internacionales.
Fortalecimiento de la infraestructura y de las redes de conectividad digital. Permitirá la conectividad de la región con todo el orbe para facilitar su operación e intercomunicación a nivel global, y apoyar su competitividad mediante medios y tecnología de frontera.
Reforzamiento de la infraestructura de abastecimiento de gas. La construcción de un gasoducto permitirá abastecer a la industria que se establezca en la región, haciéndola competitiva y cubrirá la demanda de gas para los hogares, comercios e industrias del Istmo.
Fortalecimiento de la infraestructura de abastecimiento de insumos básicos para el desarrollo social y la dinamización de actividades productivas de la región. Fortalecer los servicios de agua potable, energía eléctrica, así como el abasto de productos petrolíferos y petroquímicos.
Construcción de la infraestructura urbana. Impulsar acciones de infraestructura para vivienda, movilidad y desarrollo tecnológico. (Boletín)

0 comentarios:

Publicar un comentario