sábado, 15 de diciembre de 2018

01:14:00
1
José Repetto

Aunque la mayoría de las calles en nuestra ciudad tienen números (no entendemos y por fortuna no compartimos la costumbre de otros lugares de ponerle nombre a absolutamente todas sus calles), unas cuantas, las más importantes, han sido bautizadas. Algunas siguen pendientes y otras recibieron nombres en honor a personas e instituciones que, muchos consideran, no lo merecían.

La glorieta Kalia, ubicada en la Av. Cámara de Comercio, que tiene la distinción de tener seis glorietas, más que ninguna otra calle en Mérida (foto: José Repetto)

Varias fueron nombradas en conmemoración de algún acontecimiento, notoriamente Mérida 2000, por el cambio de milenio; Reforma, por las leyes de Reforma o en los últimos años Centenario del Ejército Mexicano (42 Sur) y República de Corea (7 de Altabrisa), por el acercamiento entre Mérida y la nación asiática.

Algunas reconociendo a personajes ilustres, tal como Cristóbal Colón con "la Colón", Francisco de Montejo (padre e hijo) con "Paseo de Montejo" y su Prolongación (muchos podrían argumentar, la avenida más importante de Mérida), los presidentes Benito Juárez, Francisco I. Madero y Miguel Alemán, el educador José Vasconcelos, el general Leandro Valle, el escultor colombiano Rómulo Rozo (creador del Monumento a la Patria), el antropólogo Alfredo Barrera Vásquez, el alcalde Tomás Pérez Ponce, el ministro Rafael Matos Escobedo, el maestro normalista Remigio Aguilar, el escritor Ricardo "El Vate" López Méndez y el arquitecto "Shután" Medina Casares; en reconocimiento de la cultura maya, como Cupules, Itzaes, Jacinto Canek y Zamná: de otros grupos sociales en la entidad, como la Avenida Líbano o, de nueva cuenta, República de Corea; o de alguna institución, como Cámara de Comercio (que originalmente iba a llamarse, y algunos aún la llaman coloquialmente, Villas La Hacienda), Rotary International (lo que era un pequeño tramo de la avenida Pérez Ponce), Tecnológico (más conocida como la "60 Norte") y Rogers Hall (la calle 21 entre la 60 Norte y Prolongación Montejo).

La Av. República de Corea.


Finalmente está el caso singular de Circuito Colonia y el Anillo Periférico, los dos circuitos (el primero irregular e incompleto) que permiten recorrer la ciudad. El primero mide 25 kilómetros y el segundo casi exactamente 50. Se habla, desde hace al menos unos 20 años, de la posibilidad de hacer un tercer circuito para la ciudad.

En el caso del Periférico, es poco conocido el hecho de que fue bautizado Lic. Manuel Berzunza y Berzunza, en honor al alcalde de Mérida que fue ejecutado con el gobernador Felipe Carrillo Puerto en 1924.

La Avenida Reforma, vista de noche.


Otros nombres son de origen más simple como la Avenida Campestre (atraviesa el fraccionamiento del mismo nombre), Campo Deportivo o Del Deportista (lleva al Estadio Salvador Alvarado) y Constitución.

Algunos han caído en desuso, como Primero de Mayo (la calle 46 del Centro, aunque se conserva la nomenclatura nadie la llama así), Juan Crisóstomo Cano y Cano (la calle 24 de la colonia Alemán). Miguel Cano (un tramo de Circuito Colonias) y Domingo Sosa (la calle principal de Chuminópolis).

Circuito Colonias Norte, a la altura del punto donde inicia la Avenida Líbano (calle 20 de la Colonia México).

Otras, hay que decirlo, han sido nombradas sólo porque sus familiares son gente de dinero, tal como José Díaz Bolio y Omar G. Díaz y Díaz (por los Ponce Díaz, de Bepensa) y Andrés García Lavín (fundador de Milenio Novedades), por motivos políticos, como Correa Rachó y Carlos Castillo Peraza o religiosos, como Juan Pablo II y Marcelino Champagnat.

El Monumento a la Patria marca el final del Paseo de Montejo y el inicio de Prolongación Paseo de Montejo.

5 avenidas que deberían tener nombre

1. Calle 39 (desde los semáforos calle 12 x 27 de la Ávila Camacho hasta la Glorieta Los Gansos de Polo de entrada a Los Héroes, cruzando el Periférico). Es una de las vías más importantes, y saturadas, del oriente. Hace una década ni siquiera existía el fraccionamiento Los Héroes y ahora es de los más grandes de la ciudad. Si se adecuaran algunos tramos de la avenida, se podría crear una vía completa que fuera desde la calle 50 del Centro hasta Los Héroes.

2. Calle 8 / 22 (ex glorieta Danessa 33 en Circuito Colonias - Centro Educativo Renacimiento). Esta avenida marca la frontera entre las colonias México y México Oriente y es una importante vía de la zona norte de la ciudad. Al nombrársele se podría incluir hasta el tramo de la avenida 10 de Montebello (Renacimiento - Periférico) pero ésta debería considerarse otra vía por el "quiebre" a la altura de dicha escuela y el hecho de que su fisionomía es diferente (es mucho más estrecha).

La glorieta de El Centrito, en la avenida antes mencionada.

3. Calle 50 Sur (a Xmatkuil). Desde el tramo desde que se vuelve avenida (de dos sentidos) a la altura de la calle 131 hasta desembocar en la comisaría del sur meridano, en la 253, es una avenida importante y muy transitada, en especial en épocas de Carnaval y durante la Feria de Xmatkuil.

4. Calle 50 de Francisco de Montejo. Es en realidad una prolongación de la avenida Mérida 2000, abarca desde el final de ésta, metros antes de la glorieta de la 61 x 50, hasta el Distribuidor Vial Facultad de Ingeniería, en Periférico Norte. Es la principal avenida de dicho fraccionamiento y ha tenido un notable crecimiento comercial y vial en los últimos años.

5. Calle 35 Diag. / 19 y vía a Gran Santa Fe Norte. En un futuro, estas avenidas, la primera que parte de la Hacienda Chenkú pasando por las "gasolineras gemelas" hasta Periférico y la segunda continúa desde ese punto (fue diseñada con ese propósito) y llega a la entrada principal de Gran Santa Fe Norte, estarán unidas por un Distribuidor vial, pues actualmente las divide el Periférico. No sabemos cuándo sucederá esto, pero dada su importancia consideramos deberían ser nombradas como una sola vía.

La fuente del "Paso Deprimido", en el cruce de Prolongación Paseo de Montejo y Circuito Colonias, única intersección en el estado con un paso a desnivel subterráneo.

Otras calles que deberían tener nombre

Calle 69 (esquina donde estaba la glorieta de la Fuente Maya a Periférico). No sabemos por qué simplemente no se le denominó Leandro Valle, como parte del tramo entre la calle 28 del Centro / Miraflores y la ex Fuente Maya.

Calles 22 y 41 de Juan Pablo II. Simplemente por ser las principales avenidas de uno de los fraccionamientos más grandes de Mérida. No esperen que la 41 tenga distribuidor vial en su entronque con Periférico ni que ninguna de las dos tenga semáforos en ningún punto en un futuro próximo, pues esta zona de la ciudad simplemente no le importa a quienes deciden esas cosas.

Calles 41 y 61 Francisco de Montejo. Por ser 2 de las 4 principales avenidas del fraccionamiento (ya hablamos de la 50 y la 51 fue nombrada Carlos Castillo Peraza) Deberían ser ya, desde hace años, salidas a Periférico.

Avenidas 15, 19, 20 y 22 de Altabrisa. Simplemente por ser las principales de la zona.

Calle 21 de Chuburná de Hidalgo. Aunque es una calle sin camellón, es uniforme, notablemente larga y comunica directamente el Periférico Poniente con la 60 Norte. Incluiríamos la 20, pero es muy irregular pues tiene tramos de un solo sentido, de doble sentido y con camellón.

Calle 1H Colonia México Norte. No es una vía larga ni importante, pero como casi todas las avenidas en la zona tienen nombre sería adecuado que también lo recibiera.

¿Qué nombres deberían tener estas avenidas? ¿Qué personaje, institución, cultura, hecho histórico u obra artística amerita ser inmortalizada bautizando alguna de estas vías? ¿Qué otra calle de Mérida debería tener nombre? La ciudadanía también debería opinar sobre estos temas, antes de que los Ponce, Laviada, Millet, Casares, etc. (por dar algunos ejemplos) o alguna otra familia adinerada decidan dedicarle otra calle a algún antepasado suyo.

1 comentarios:

  1. Me parece que existe otra calle que merece un nombre, y es la avenida que empieza desde los semáforos de la calle 35 x 4 de San Nicolás Norte, y termina en la glorieta de la calle 55 x 14 del Fraccionamiento del Parque. Tiene un largo bastante considerable, y en los cruzamientos con la Calle 39 de la Ávila Camacho, es un verdadero infierno avanzar por la cantidad de tráfico. Cuenta con camellón de principio a fin y tiene muchos negocios a lo largo de su tramo, abarcando bastantes colonias

    ResponderEliminar