miércoles, 19 de diciembre de 2018

13:36:00
MÉXICO, 19 de diciembre.- Tras el rechazo de rectores de distintas universidades del país a la reducción de recursos que se perfila en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que se cometió un error en la propuesta porque, en efecto, hay una disminución de 4, de 5 mil millones de pesos al presupuesto de las universidades públicas, pero instruyó corregirlo.


Al dar a conocer la reapertura de la normal rural Luis Villarreal, El Mexe, en Francisco I. Madero, Hidalgo, el mandatario nacional se dirigió a la comunidad universitaria del país y recordó que durante las pasadas campañas electorales hizo un compromiso público de no reducir el presupuesto al sector universitario.

Sostengo que se va a reparar ese error y se le va a entregar a las universidades lo que les corresponde. Lo que acordamos, lo que dije en una reunión de la Anuies (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) es que si no aumentaba el presupuesto iba a ser el mismo de 2018, más inflación. Ese fue mi compromiso y lo voy a cumplir, indicó ayer por la tarde.

Luego de reconocer que la propuesta de gasto federal que presentó su administración al Congreso de la Unión generó inconformidades, recalcó que en mi gobierno cuando se cometa un error vamos a rectificar, porque no podemos aferrarnos.

No obstante, pidió a los rectores de los institutos educativos que haya austeridad en el manejo de los recursos que recibirán. Voy a ser respetuoso de la autonomía de las universidades, pero quiero que haya honradez en el manejo del presupuesto que se dirige a éstas. Se acaba la corrupción. Hay diferencias, pero sabemos actuar con responsabilidad y con madurez apuntó.

Antes, en conferencia de prensa, López Obrador había adelantado que buscará reunirse con los rectores para hablar del presupuesto, y sostuvo que no habría confrontación con ellos, pero recordó que no avalará el gasto federal el Poder Ejecutivo, sino el Legislativo.

Durante su conferencia de prensa matutina de ayer también se refirió a diversos temas. Señaló que la práctica del reparto de notarías por parte de funcionarios a familiares y amigos, al final de las administraciones públicas, continúa vigente, por lo que confió en que el Colegio de Notarios presente una propuesta para evitarlo.

El mandatario nacional adelantó que este fin de semana realizará una gira en Oaxaca, en la que dialogará sobre los proyectos prioritarios de su administración, y reiteró que no realizarán acciones en contra de la voluntad de la población.

Al preguntarle sobre el proyecto del Tren Maya y el Corredor Transístmico, subrayó: “Vamos a ser nosotros muy respetuosos del sentir de las comunidades y no es sólo poner las fábricas en el Istmo, sino apoyar a los productores de café, a los de cítricos… son muchas acciones que tienen que ver con la vocación productiva de las regiones y de acuerdo con la idiosincrasia de los pueblos”.

Además, fue consultado sobre el futuro del proyecto del aeropuerto de Texcoco y las obras ya realizadas, pero descartó hablar de ello porque la Secretaría de Hacienda le pidió prudencia en el tema. (Alma E. Muñoz y Juan Ricardo Montoya / La Jornada)

0 comentarios: