domingo, 18 de noviembre de 2018

18:15:00
Pedro Echeverría V.

1. La futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero (OSC) ha señalado que no se militariza la seguridad pública, pero la Guardia Nacional se integrará por policías militares y navales porque: “El Ejército es pueblo, la policía militar es pueblo, la policía naval es pueblo, son el pueblo de México” y así los tenemos que ver y van a ser entrenados como policías.

2. Muchos tenemos la costumbre de decir que “el ejército es el pueblo armado” porque –con excepción de sus jefes- el 90 por ciento es de origen campesino. Pero en esa dinámica doña Olga podría decir que el gobierno es pueblo, los empresarios son pueblo, así como los medios de información, los explotadores y asesinos.

3. El problema es que los seres humanos –creo también que todos animales- piensan y se transforman como viven; el ejemplo de Benito Juárez es claro: como indígena era un pastorcito de ovejas que pensaba en jugar; luego se convirtió en abogado burgués que buscaba triunfar y más adelante en gobernante que buscaba su consolidación como tal.

4. Cuando no se tiene trabajo ni ingresos se piensa en conseguirlo como sea, a como dé lugar; luego en mantenerlo obedeciendo las órdenes de los jefes y luego consolidarse haciendo acciones heroicas, matando si es necesario. Nuestros orígenes los olvidamos, los enterramos ante las nuevas condiciones y oportunidades de ascenso.

5. Jamás olvidaré la película de Kubrick, “Cara de guerra”, que muestra cómo se entrena, se hace salvaje y asesino a los soldados de un ejército: Se les hace repetir mil veces: “Soy patriota, debo defender a mi patria contra cualquier enemigo”; se traduce patria, en gobierno, jefes del ejército, instituciones, contra cualquier rebeldía.

6. Marx decía en 1847 algo así: Donde quiera que la burguesía ha conquistado el poder ha destruido las relaciones feudales, patriarcales, idílicas… Ha hecho de la dignidad personal un simple valor de cambio… en lugar dela explotación velada por ilusiones religiosas y políticas, ha establecido una explotación abierta, descarada, directa y brutal.

7. Los militares no son pueblo en el sentido estricto, porque pueblo es el que trabaja, produce, lucha contra sus explotadores. El poder –donde éste se encuentre- no es pueblo, es su contrario. Poder es dominación, son deseos de controlar todo en la política, la economía, en la sociedad, en el pensamiento. Para combatirlo ha nacido la lucha antipoder, que también es anticapitalista.

8. No se puede decir que “el ejército es el pueblo armado” aunque sus orígenes sean indígenas o campesinos. Lo que hay que decirle cuando lo tenemos al frente en las barricadas es que no asesine al pueblo; que no sea traidor a su raza original; que le han envenenado su mente. Si doña Olga quiere que los militares vuelvan a sus orígenes que les prohíba pensar como burgueses. (18/XI/18)

0 comentarios: