martes, 13 de noviembre de 2018

20:32:00
Pedro Echeverría V.

1. No habrá “cacería de brujas” contra los críticos u opositores al gobierno de López Obrador; cuando más se les hará muy poco caso porque (aunque lo nieguen) han demostrado a través de las décadas ser cómplices de los gobiernos del PRI y el PAN, mismos que han dejado a la mayoría de los trabajadores del país en profunda pobreza y miseria. Además no puede haber “cacería de brujas” porque las brujas y brujos siempre fueron rebeldes, luchadores sociales contra el sistema persecutorio establecido. Se tiene esperanza en que con AMLO las cosas cambien en serio: que aquellos aristócratas dominantes junto a la iglesia que en nombre de dios perseguían y asesinaban, hoy se haga a un lado a sus herederos.

2. Los empresarios, medios de información, “intelectuales”, siempre vendidos al poder, la politiquería de derecha, todos ellos, van a sufrir mucho, llorar sangre, sin eso que en México se ha hecho popular: el “Chayo”, o sea los millones que gobierno y empresarios repartían entre miles de incondicionales para ganar apoyos. ¿De dónde saldrían esos millones de pesos que durante muchas décadas cobraron esos “destacados y consentidos” por sus artículos, ensayos, conferencias y comentarios? Toda esa élite intelectual nunca fue de izquierda, nunca luchó contra el gobierno o el capitalismo, mucho menos en las calles o en apoyo a huelgas de trabajadores. El máximo grado que alcanzó es ser centro-izquierda o socialdemócrata afiliado o cercano al PRI.

3. No olvidar que la cacería de brujas fue la búsqueda de brujos, brujas, así como pruebas de brujería que llevaba a acusar a la persona afectada de brujería, a un juicio y finalmente a una condena. La cacería de brujas fue practicada por los años 1,300-1,400. Los perseguidores, castigadores y asesinos eran la clase acomodada y la Iglesia, tanto a mujeres (puntualmente también menores y hombres e incluso animales) por la Iglesia y sobre todo por la justicia civil; fue la idea, extendida entre teólogos y juristas de una “conspiración del Demonio” que buscaba acabar con la Cristiandad y la acumulación de tierras. Las cazas de brujas siguen en la actualidad contra quienes luchan contra el capitalismo por ser considerados como enemigos del sistema establecido.

4. Los brujos y las brujas de hoy siguen siendo los rebeldes de abajo que luchan contra el sistema económico, político, cultural, establecido buscando un sistema de justicia e igualdad. Durante todos los gobiernos del PRI y el PAN se ha buscado acabar con sus luchas de liberación de la mujer, de los gay y sus demandas, de los jóvenes y sus rebeliones, de los trabajadores todos. ¿Cuántas decenas de miles de ellos llenan las listas de perseguidos, las cárceles del país por manifestar sus diferencias? Con su magnífica estrategia política López Obrador logró ganar las Presidencia, ha logrado triunfar sepultando el aeropuerto de Texcoco; espero que no dé pasos atrás ante los jueces y sus salarios, así como en el aumento del salario mínimo.

5. Tenemos la obligación de criticar y empujar para que su política no deje de beneficiar al pueblo. Poco a poco, pero avanza porque la lucha en el interior de Morena y organizaciones aliadas están presionando para adelante. Espero que todos los partidos y funcionarios electorales –como se ha prometido mil veces- sufran bajas notables en sus ingresos porque ellos han representado inmensos saqueos a los dineros de la población. Si quieren dinero que les cobren cuotas a sus militantes; debería prohibirse que gobiernos entreguen dinero a sus dirigentes; pero también vigilar al sector privado para denunciar cuáles son sus amarres. ¿Se desconoce acaso los miles de millones de pesos del sector privado que invirtió el PRI, el PAN y la Zavala en sus campañas? (13/XI/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: