martes, 6 de noviembre de 2018

07:49:00
CIUDAD DE MÉXICO, 6 de noviembre de 2018.- Según el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, los empresarios estuvieron “bien y de buenas, y se portaron a la altura de las circunstancias” en la reunión en la que acordó con ellos finiquitar los contratos del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco, cancelación decidida a través de una consulta ciudadana.

Con el fin de concluir el capítulo de la obra, ambas partes, López Obrador y 16 contratistas, ahora se enfocarán en el proyecto del Aeropuerto en Santa Lucía.

El costo de la cancelación de los contratos para el aeropuerto en Texcoco se estima en 40 mil millones de pesos. (EFE)

Entre los empresarios, que agrupan 92% de los contratos del NAICM en Texcoco, figuran Hipólito Gerard, de Constructora y Edificadora GIA; Antonio Gómez, director de Grupo Carso y representante de Carlos Slim; Antonio Boullosa, de Promotora y Desarrolladora Mexicana; Carlos Hank Rhon, de La Peninsular Compañía Constructora, y Guadalupe Phillips, directora de ICA. Los 16 acordaron respaldar al próximo Gobierno en la construcción del Aeropuerto en Santa Lucía.

Tras una reunión de horas, López Obrador dijo que convino con los contratistas empezar desde hoy a analizar las opciones y alternativas para reponer el proyecto que tiene como fin desahogar la saturación del actual aeropuerto capitalino, plan que incluye a la terminal aérea de Toluca. Agregó que el representante de Carlos Slim tuvo la instrucción de ayudar al futuro Gobierno a que se llegara a un acuerdo, pero su ausencia fue porque está de viaje.

El Mandatario electo afirmó que los inversores afectados no interpondrán amparos ni recursos legales para impedir la cancelación de la nueva obra.

Fue el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, quien matizó que no se pasarán los contratos de Texcoco a Santa Lucía, sino que se finiquitarán, para lo cual prevén un costo de 40 mil millones de pesos. “Lo que ya está invertido son cerca de 60 mil millones de pesos y nosotros estimamos que los gastos no recuperables, estimamos que son máximo 40 mil millones de pesos”.

Y fueron más allá, los empresarios pactaron trabajar en otros proyectos del próximo Gobierno federal como el Tren Maya y el mismo Aeropuerto de Santa Lucía. De acuerdo con el Mandatario electo, otras opciones de obra son las que se harán en el Aeropuerto de Toluca y “lo que se tiene que seguir haciendo en el Lago de Texcoco son, sobre todo, obras hidráulicas”.

Detalló que la consulta con respecto al Tren Maya se podría llevar a cabo en diciembre o enero, de la que, dijo, tiene encuestas que marcan que 80% de la población está a favor del proyecto. (El Financiero)

0 comentarios: