domingo, 18 de noviembre de 2018

18:00:00
MÉRIDA, Yucatán, 18 de noviembre.- Como parte de las labores de un gobierno humanista y sensible con quienes más lo necesitan, la presidenta del DIF Municipal Diana Castillo Laviada y el Director de Desarrollo Social, José Luis Martínez Semerena, realizaron una visita al albergue El Buen Samaritano, donde a través del trabajo en conjunto del Ayuntamiento de Mérida y voluntarios benefactores de la sociedad civil, se apoya a personas en situación de vulnerabilidad.


La presidenta del DIF Mérida, Diana Castillo Laviada, acompañada de Susy Pasos Alpuche -directora de la dependencia municipal- felicitó al equipo de voluntarios que apoyan al Albergue y que desde el Ayuntamiento de Mérida seguirán apoyándoles para continuar con el desarrollo lugar y pueda cubrir las necesidades que tienen los que ahí asisten.

“No están solos, tienen personas buenas a su lado que se preocupan por prepararlos para salir adelante en diversos ámbitos y aprendan un oficio, salgan adelante y mejoran su calidad de vida”, aseguró.

La presidenta del Patronato del Buen Samaritano, Dña Libia Novelo Domínguez agradeció la presencia de los funcionarios y recordó que gracias a las gestiones del Ayuntamiento de Mérida y de su entonces alcalde Renán Barrera Concha, se logró realizar y poner en marcha un sueño compartido entre sociedad civil y gobierno para apoyar a quienes más lo necesitan y que hoy a través de diversos benefactores como enfermeras, maestras, jóvenes así como jubilados, aportan sus conocimientos y servicios de manera voluntaria.

Por su parte, el director de Desarrollo Social del Ayuntamiento, José Luis Martínez Semerena, comentó que el refugio es único en su tipo en Mérida, beneficiando a 30 o 40 personas indigentes que acuden diariamente a comer, bañarse y dormir, por lo que la Dirección de Desarrollo Social a su cargo contempla realizar un proyecto de capacitación con herramientas de enseñanza en talleres y oficios artesanales que les puedan interesar y con los que puedan salir adelante.

“Este proyecto será de acercamiento con ustedes, para conocer sus necesidades, cuál es su problemática, por qué están aquí, a quiénes les interesa trabajar y aprender cosas nuevas, para poder brindarles las herramientas necesarias y lograr como dice el refrán, no darles el pescado sino enseñarles a pescar” dijo el funcionario.

Entre las propuestas de los usuarios para la capacitación, se encontraron talleres de sastrería, elaboración de piñatas y el urdido de hamacas.

Cabe mencionar que la Policía Municipal también apoya al albergue a través del traslado de personas cuando es necesario. (Boletín)

0 comentarios: