viernes, 9 de noviembre de 2018

08:14:00
CIUDAD DE MÉXICO, 9 de noviembre de 2018.- Luego de 12 años en coma, el ciudadano chino Wang Shubao despertó luego de haberse accidentado a bordo de su automóvil en el año 2006.

A su lado encontró a su madre, Wei Mingying, quien acumuló una deuda de 15 mil dólares (302 mil 581 pesos) por mantenerlo conectado. Todos los días la mujer se levanta a las 5 de la mañana para bañarlo, alimentarlo, estimular sus músculos y curar sus heridas.

"Llegué a dejar de comer durante un mes, éramos muy pobres, sólo tomaba agua", declaró al medio local JNnews.
Wamg Shubao junto a su madre, doña Wei Mingying.

Hoy Wang Shubao tiene 48 años, entiende lo que le dice su madre aunque aún no puede hablar, ve la televisión y está tratando de gesticular. "Me encantaría que pueda reírse a carcajadas y llamarme madre. Estoy muy contenta. Espero que se recupere completamente. Nunca voy a renunciar a él", dijo su madre. (SDP Noticias)

0 comentarios: