miércoles, 10 de octubre de 2018

09:50:00
MIAMI, Florida, 10 de octubre de 2018.- Michael se convirtió en un catastrófico huracán categoría 4 con vientos máximos sostenidos de hasta 210 kilómetros por hora en su avance por el Golfo de México y si usted recibió orden de evacuar debe hacerlo porque su vida podría estar en peligro, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

A las 02:00 del miércoles, el vórtice del meteoro estaba a unos 289 kilómetros (180 millas) al sur-suroeste de Panama City, Florida, y a unos 273 kilómetros (273 millas) al suroeste de la ciudad de Apalachicola, también en Florida. Los vientos de fuerza huracanada podían sentirse en un radio de hasta 72 kilómetros (45 millas) desde el ojo, mientras que los de tormenta tropical llegaban hasta 281 kilómetros (175 millas) de distancia.

“Se espera una marejada ciclónica que puede poner en peligro la vida (...) Las personas dentro de estas áreas deben tomar las medidas necesarias para proteger sus vidas”, alertaron los metereólogos del CNH.


El gobernador de Florida, Rick Scott, también exhortó a los residentes del noroeste del estado a evacuar. “Si le han dicho que evacue, váyase. Podría ser la diferencia entre la vida y la muerte”, dijo Scott.

Michael tocaría tierra este miércoles a la 1 p.m con sus potentes vientos en el Panhandle o el Big Bend, en la zona noroccidental de Florida, que están bajo alerta y en estado de emergencia.

“Se pronostica que el huracán Michael podría ser el ciclón más destructivo que haya golpeado al Panhandle en décadas. Será extremadamente peligroso. No puede esconderse de esta tormenta. Usted puede reconstruir su hogar, no puede reconstruir su vida”, enfatizó Scott en su cuenta de Twitter.

John Morales, un reconocido meteorólogo de NBC 6, dijo que hay un alto nivel de certeza en el pronóstico de la trayectoria de Michael y sería el primer huracán en impactar esa zona desde que el ciclón Dennis pasó por allí en el 2005.

Un total de 35 condados se encuentran en estado de emergencia. Se han emitido órdenes de evacuación obligatorias y voluntarias en muchas de esas zonas, especialmente en las áreas costeras y donde hay casas móviles. Además, se suspendieron las clases y los negocios cerraron sus puertas.

Se espera que Michael, el séptimo huracán de la temporada en el Atlántico del 2018, traerá lluvias torrenciales y fuertes vientos que pueden ocasionar una peligrosa marejada ciclónica que a su vez cause inundaciones y deslizamientos de tierra.

En el Panhandle, Big Bend y el sur de Georgia el huracán podría arrojar de 4 a 8 pulgadas de lluvias, con un máximo acumulado de 12 pulgadas.

La combinación de una peligrosa marejada ciclónica con la marea alta causará que se inunden las áreas normalmente secas que están cerca de la costa, indicó el CNH.

Se espera un oleaje de 8 a 12 pies desde Indian Pass a Cedar Key; de 6 a 8 pies desde esta última área hasta Crystal River.

En los condados Okaloosa y Walton los meteorólogos del CNH pronostican de 6 a 9 pies; en la bahía de Tampa de 2 a 4 pies y en la frontera entre Alabama y Florida de 2 a 4 pies.

Las autoridades aceleraron los preparativos este martes. Ya están activados 2,500 miembros de la Guardia Nacional de Florida y la Patrulla de Carreteras tiene 350 agentes listos para entrar en acción una vez que llegue el huracán.

El CNH dijo que está vigente una alerta de huracán para la frontera entre Alabama y Florida. Se mantiene una alerta de tormenta tropical para Tampa, la frontera entre Alabama y Florida, la frontera entre Mississippi y Alabama y desde Fernandina Beach, en Florida, hasta el sur del río Santee en Carolina del Sur.

Se ha emitido una alerta de tormenta tropical para la costa de Carolina del Norte.

Se espera que después de que el huracán llegue al noroeste de Florida se desplace hacia el noreste, cruzando el sureste de Estados Unidos el miércoles en la noche y el jueves, y se alejará de la costa atlántica el viernes. (Sonia Osorio y Catalina Ruiz Parra / El Nuevo Herald)

0 comentarios: