domingo, 28 de octubre de 2018

19:33:00
VALLADOLID, Yucatán, 28 de octubre de 2018.- Lleno de misticismo y tradición, el 3er Gran Festival de los Pixanes dio inicio con el paseo de las ánimas, una ceremonia maya, un gran concierto y una alegre vaquería.

Teniendo como marco el enigmático Cenote Zací, más de 3,000 personas disfrutaron de las diferentes actividades que representaban la tradición yucateca del Día de Muertos.

Acompañadas del son de la charanga, cientos de vallisoletanos caracterizados de ánimas caminaron desde el parque de San Juan hasta el Cenote Zací, atrayendo las miradas de locales y turistas que se unieron al paseo de las ánimas.

El alcalde Enrique Ayora Sosa en la entrega de un reconocimiento.

Rescatando las tradiciones y costumbres, comercios y familias participaron con una muestra de altares yucatecos. El alcalde, Enrique Ayora Sosa, quien encabezaba la procesión, entró a cada uno de estos hogares a saludar a los ciudadanos que lo esperaban con una breve explicación de su ofrenda del hanal pixán.

La caminata no podía estar completa sin el tradicional baile del torito. En la entrada del cenote, adornado con hermosas flores y catrinas, se llevó a cabo la inauguración del festival que permite proyectar al mundo la grandeza de la cultura maya.

El alcalde, Enrique Ayora Sosa, anfitrión de este gran festival, aseguró que su meta es posicionar a Valladolid en el mapa turístico nacional e internacional con la creación de estos eventos.

Después del corte de listón, el Cenote Zací transmitió su magia milenaria a todos los visitantes.


Se realizó una ceremonia maya, en medio de las aguas del cenote, con incienso, velas y miles de personas que observaban con atención.

Atrapados en su misticismo y belleza natural, después, la madrina del 3er Gran Festival de los Pixanes, Mariana Herrera, deleitó a todos los espectadores con un repertorio de temas como “la cigarra”, “cielo rojo” y “aires del mayab”, desde una balsa adornada con flores.

Representando el inframundo, la tierra y el cielo, acompañado de pan, chocolate caliente, atole, comida típica y dulces de fruta, se colocaron ofrendas de muertos en las inmediaciones del cenote.


La gran inauguración del festival, dedicado a los fieles difuntos, no podía culminar de otra manera. El teatro del cenote se encontraba completamente lleno de personas que disfrutaron de la tradicional vaquería de las ánimas, al ritmo de la orquesta jaranera “la Aurorita”.

El 3er Gran Festival de los Pixanes continúa con más actividades, hoy domingo desde las 5 de la tarde, se realizará “cuéntame una leyenda”, la presentación de la academia de danza “Anuenue”, y un gran baile del Colectivo Guateque.

0 comentarios: