jueves, 18 de octubre de 2018

08:43:00
LIMA, Perú, 18 de octubre de 2018.- La líder opositora peruana Keiko Fujimori ha afirmado este jueves que se siente «agradecida» por las muestras de solidaridad que recibió durante la semana que permaneció en arresto preventivo, después de que hoy un tribunal peruano aceptara su recurso de apelación y ordenara su liberación inmediata.

Tras la decisión judicial, Fujimori se ha dirigido brevemente a los periodistas que la esperaban a las afueras del tribunal, acompañada por su esposo, el norteamericano Mark Vito Villanela. Ha señalado que este es un momento para «reflexionar» y ha dicho estar «agradecida, a pesar de la injusticia, con tantas muestras de solidaridad».

Keiko Fujimori dejó la sede judicial casi a las 10:40 p.m., acompañada por su esposo, Mark Villanella. (Foto: Hugo Pérez / El Comercio)

La líder del partido Fuerza Popular, que tiene la bancada mayoritaria en el Congreso, ha señalado que su detención la ha llevado a pensar en qué se puede hacer «para evitar que esto suceda con otras personas». Tras agradecer a sus familiares, ha señalado que hará una evaluación «legal» sobre su detención.

Por votación unánime, la Segunda Sala de Apelaciones de la Sala Penal Nacional ha aceptado este jueves los recursos presentados por Fujimori y otros cinco detenidos, ha ordenado la anulación de la detención provisional a la que estaban sometidos y ha dispuesto su inmediata liberación.

El pasado miércoles, el juez Richard Concepción Carhuancho ordenó la detención de Fujimori y otras 19 personas en el marco de una investigación por lavado de activos vinculada a la financiación irregular de esa formación política.

Un «atropello»

La resolución ha sido recibida con llanto de alegría por Keiko Fujimori, quien previamente había solicitado que la dejaran en libertad por considerar que la detención era «un claro atropello» que vulnera el debido proceso y su presunción de inocencia.

Tras los alegatos de la defensa y de la Fiscalía, el tribunal decidió tomarse seis horas para adoptar una resolución, que anunció mientras en los exteriores del tribunal se manifestaban seguidores y opositores al fujimorismo, que tuvieron que ser separados por la Policía para evitar un enfrentamiento.

La Fiscalía investiga a Keiko Fujimori y a Fuerza Popular por un presunto lavado de activos de la campaña para las elecciones presidenciales de 2011, al supuestamente haber enmascarado con aportes ficticios grandes donaciones de dinero cuyo origen puede ser ilícito.

En esa financiación irregular puede estar el millón de dólares que Odebrecht aseguró haber entregado para apoyar la postulación de Fujimori a la Presidencia de Perú, en unos comicios que perdió en esa ocasión frente a Ollanta Humala. (EFE)

0 comentarios: