jueves, 27 de septiembre de 2018

10:11:00
BUENOS AIRES, Argentina, 27 de septiembre de 2018.- McDonald's anunció en Estados Unidos cambios en dos de sus más emblemáticas hamburguesas. El Big Mac y el Cuarto de Libra con queso (también conocida como Royal Cheese) ya no tendrán aromatizantes, colorantes ni conservantes artificiales. Aunque sólo las rodajas de pepino mantendrán un conservante artificial, "los consumidores pueden prescindir de él si eso es lo que prefieren", informó la compañía en un comunicado difundido por AFP.

Este cambio entrará en vigencia en sus 14.000 restaurantes en Estados Unidos y se trata de otro paso de cadena por paliar las críticas de "comida chatarra" y atraer a los clientes más preocupados por su alimentación.


"Desde el cambio a carne 100% fresca en nuestras hamburguesas Cuarto de Libra, cocinadas a pedido, hasta la eliminación de conservantes artificiales de nuestros Chicken McNuggets y nuestro compromiso de usar únicamente huevos de gallina sin jaula para 2025, hemos hecho un progreso significativo en el cambio de la calidad de nuestros alimentos", dijo Chris Kempczinski, director de McDonald's Estados Unidos.

Actualmente, casi dos tercios de las hamburguesas y sándwiches de la cadena están libres de estos productos artificiales que se encuentran en el pan con semillas de sésamo (o sin él), en el queso o en la salsa especial (y secreta) del Big Mac.

Consultados en Mc Donald's Argentina sobre si estos cambios impactarán en los productos que se sirven en el país, aclararon que "el anuncio es sólo para Estados Unidos". Sin embargo, difundieron también un comunicado en el que aseguran que aclararon que "como parte de nuestro recorrido para construir un mejor McDonald’s aquí en Argentina, siempre estamos buscando nuevas oportunidades para desarrollar nuestro menú" y que continuarán "en esta dirección para ofrecerles a nuestros clientes la mejor calidad y sabor en nuestros productos del menú. Por ejemplo, en Argentina, nuestras hamburguesas contienen 100% carne vacuna sin aditivos ni conservantes".

El gigante de la comida rápida intenta responder en Estados Unidos a una ola de consumo saludable, pero también a una mayor preocupación del público en general por el origen y la calidad de los productos que consume.

También es una reacción a la competencia de hamburgueserías de moda, como Five Guys, que enfatiza en la frescura de sus productos, u otras más tradicionales, como Wendy's, que publicita su hamburguesa como la "jamás congelada". Se trata de estrategia hacia la modernización de los restaurantes y una mayor diversificación de los menús, como ha existido durante mucho tiempo en Francia, por ejemplo.

Sin embargo, el proceso es complicado de implementar en Estados Unidos, donde McDonald's es uno de los pocos restaurantes accesibles a los marginados, para quienes el factor precio es prioritario sobre la calidad, analiza AFP. (Clarín)

0 comentarios: