sábado, 15 de septiembre de 2018

08:16:00
CIUDAD DE MÉXICO, 15 de septiembre de 2018.-A un día de las celebraciones del Día de la Independencia el sonido de las guitarras y trompetas de la Plaza de Garibaldi, fue callado por el estruendo de cerca de 60 detonaciones de arma de fuego.

Lo anterior cuando un trío de sujetos vestidos de mariachis disparó la noche del viernes, primeramente, contra seis personas que se encontraban en un local de venta de cerveza, fritangas y postres ubicado en plena explanada de la plaza. Y durante su huida lesionó a otras cuatro.

El lugar de los hechos. (Foto Carlos Arteaga)

Tres de las víctimas murieron en el lugar, extraoficialmente se habla de tres más en el hospital de Urgencias Balbuena y los otros cuatro se reportan graves.

Después del atentado los responsables huyeron en motocicleta por la calle de República de Honduras sin que la policía capitalina lograra detenerlos.

En cuestión de minutos la Plaza de Garibaldi se llenó de policías quienes acordonaron el sitio donde quedaron los tres cuerpos y los más de 50 casquillos percutidos.

El secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Raymundo Collins, quien acudió a supervisar los trabajos de la policía preventiva, mencionó que los primeros reportes indican que unos sujetos vestidos de mariachis, los cuales llegaron a bordo de motocicletas hasta la chelería, dispararon directamente contra tres hombres y la mujer que despachaba el lugar y en su huida lesionaron a otras cuatro personas.

De acuerdo con las autoridades, los supuestos mariachis fueron ubicados por las cámaras del C5, ingresando a las calles de Sol y Luna, en la colonia Guerrero, de la delegación Cuauhtémoc. Aunque se trató de capturarlos, ésto no fue posible.

Sobre si se trató de un asalto o un ajuste de cuentas Raymundo Collins dio su punto de vista: “Yo creo que no fue asalto. La información que hay, aunque es muy confusa, es que llegaron directo a disparar sobre estas personas”.

La PGJCDMX, inició la carpeta de investigación por estos homicidios y las lesiones causadas al resto de las víctimas.

Después de que los cuerpos fueron retirados por el personal del Servicio Médico Forense, la vida nocturna de Garibaldi continuó como si nada hubiera pasado. (Carlos Arteaga / Excélsior)

0 comentarios: