viernes, 21 de septiembre de 2018

09:29:00
Pedro Echeverría V.

1. En todo el mundo, cuando se tiene mayoría en el legislativo, se impone.  Lo importante es el contenido que se “mayoritea” por diputados y/o senadores.  En México desde los años veinte hasta los ochenta del siglo pasado (más de 70 años) el PRI, además de saquear y mantener en la miseria al pueblo, hizo lo que quiso en las cámaras donde siempre tuvo del 50 al 90 por ciento de legisladores. El PAN –siempre en acuerdo con el PRI- hizo exactamente lo mismo en los 12 años que gobernó (de 2000 a 2012). Sus características fueron siempre que nada se analizara o discutiera porque ya PRI y PAN traían los acuerdos que impondrían como aplanadora. No sólo se autoamordazaban sino que querían que nadie siquiera protestara.

2. ¿De qué pueden hablar los legisladores de la derecha (PRI y PAN) que no sea de sus negocios, propiedades y depósitos bancarios? La izquierda en todo el mundo, cuando es verdadera, siempre ha contado con muchas más experiencias e ideas para analizar y discutir. Las izquierdas nacen del pueblo trabajador, de las enormes mayorías de la población que trabaja, produce y sufre a diario la explotación y la opresión. Desafortunadamente esa izquierda en México y el mundo, se ha estado transformando en acomodaticia, se ha contagiado de la corrupción derechista; sólo piensa en votos y elecciones; le ha faltado salir a la calle a acompañar todas las luchas sociales. Pero esa “izquierda” con todos sus vicios, puede ayudar a las luchas en un trecho.

3. Y no les da vergüenza, ni se muerden la lengua los oradores y gritones del PRI y PAN que actuaron como aplanadora de votos durante todas las décadas anteriores. Obvio, los medios de información (TV, radio, prensa), propiedad de poderosos empresarios, siempre han defendido como clase dominante al gobierno, como hasta hoy lo hacen. Mucho más  que el presidente electo, López Obrador, les ha dicho que no habrá más “chayote”, es decir, no se dará más dinero (miles de millones de pesos) a los medios de información.  ¿Podrán imaginarse en el extranjero cuántos miles de “intelectuales” acostumbrados al “chayote”, es decir a los grandes fajos de dinero, están ahora trinando, rabiando, porque no les llegará?

4. Espero que mis compañeros izquierdistas hagan conciencia, se den cuenta, que aunque López Obrador y Morena no sean de izquierda radical, aunque hayan cometido muchos errores en sus alianzas de conveniencia, en estos meses hay que enfrentar a la recalcitrante derecha que quiere imponer el aeropuerto sobre el lago y no quiere aceptar la rebaja de los salarios en sus sectores claves. Si se caen los planes de López Obrador  será porque la derecha es más fuerte e inteligente, pero también porque la izquierda no ha sabido aprovechar la coyuntura. ¿Qué cómo ayudar? Pues convocando a la gente a la calle como los maravillosos padres de los 43 estudiantes, los batalladores de Atenco que no se cansan porque su conciencia está arraigada. (21/IX/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: