viernes, 7 de septiembre de 2018

09:39:00
Pedro Echeverría V.

1. Los que durante 50 años hemos salido a la calle a protestar, a oponernos, a presionar, hemos logrado solucionar dos o tres injusticias muy evidentes; sin embargo, la realidad, es que sólo nos enteramos del uno por ciento o uno por mil casos que los políticos arreglan “tras bambalinas”, “bajo la mesa”, “en la cama” y nosotros jamás nos enteramos. De pronto publican alguna denuncia en los Medios que creemos muy importante para que la población se entere y desarrolle su conciencia; a los dos días desaparece porque los Medios recibieron dinero y todo vuelve a su nivel. Ejemplo: el diputado Noroña reclamó el oportunismo de Muñoz Ledo y Batres –presidentes del legislativo-  por acudir a una gran reunión convocada por el presidente Peña. Después de una escandalosa confrontación, los dos políticos se reunieron para besarse la mano. Los quinientos legisladores “aprendieron de política” y la población poco menos que imbécil.

2. Frente a los Medios el senador Batres declaró que acudieron a la convocatoria del presidente Peña –junto a Yeidckol, la presidente de Morena- como agradecimiento por reconocer el triunfo de López Obrador. La realidad es que pensé, con mente equivocada, que los expresidentes Fox, Calderón y Peña se irían a la cárcel por lo que se robaron, por asesinos y por profundizar la miseria del pueblo mexicano. Sin embargo, por declaraciones de Batres –siguiendo fielmente a López Obrador- no habrá castigo alguno y que debemos entender que ningún político o empresario será tocado en sus bienes. O sea, que ninguna gran propiedad, gigantesco depósito o dinero escondido, será investigado. Otro ejemplo: la confirmación de que el sistema del PRI de “legisladores levantadedos” le funciona maravillosamente a Morena: le bastaron dos horas para que sus senadores  de votar no cambiaran a sí para arreglar más apoyos.

3. A pesar de estos ejemplos y otros mil un que he visto pienso que a mí no me cuesta nada mandar al carajo toda la política (local, nacional e internacional) por ser cuna de negociantes, cínicos y engañabobos. Fue sólo a partir de 2007 –después de un análisis y revisión de lo que había pasado en el mundo- cuando me di cuenta de esa triste situación. Sin embargo, la realidad es que aunque sea un crítico radical de todo, que he echado abajo todas las creencias religiosas y seudoreligiosas (llamadas científicas)- sigo girando alrededor de lo mismo  como si fuera mi entretenimiento; pero sé que es de décadas.  Me siento seguidor de los analistas Petras, Chomsky, Wallerstein, Amín, etcétera, sin embargo veo en sus reflexiones, párrafos y frases  del mismo desánimo; lo dicen y repiten, aunque como yo, sigan dando vuelta al mismo fenómeno que no es  nada fácil de entender y hacer a un lado.

4. López Obrador, al pedirles a Muñoz Ledo y Noroña que no se confronten públicamente; al hacerlo con Batres, Monreal, Bartlett y la Clouthier para que le bajen a sus confrontaciones, está demostrando una enorme capacidad política, desafortunadamente aprendida en el centralismo y el presidencialismo mexicano. Estoy pensando que así gobernará todo su sexenio “evitando cualquier sobresalto” y ese método podría ser transexenal porque obligaría a los partidos y demás instituciones a adoptar esas políticas. “Que nunca llegue la sangre al río”, es decir, que se acaben las confrontaciones, que no se llegue a la violencia y que el único camino sean los acuerdos. Esa será la estrategia que aplicará, particularmente entre los maestros que tendrán que llegar a acuerdos vía congresos y elecciones secretas. En conclusión: todo seguirá dependiendo de la autoridad, de manera particular del presidente de la República. (7/IX/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: