jueves, 30 de agosto de 2018

08:44:00
Pedro Echeverría V.

1. Venezuela es como México: un país autónomo e independiente que todo mundo tiene la obligación de respetar. Sin embargo, en la historia, los gobiernos de los EEUU jamás han respetado a país alguno, sobre todo como Venezuela, que cuenta con una de las riquezas petroleras más grandes del mundo. Se ha publicado que el fascista Trump ha llevado sus amenazas de invasión al extremo y que su ejército sólo espera una orden para iniciar una masacre contra el pueblo de Chávez y Maduro. ¿Por qué la izquierda internacional, los trabajadores del mundo, no exigimos a los gobiernos de Rusia, China, Corea, Cuba, Bolivia, Nicaragua –sobre todo a los luchadores palestinos, a los musulmanes- que despierten su odio para enterrar para siempre todas las bases militares yanquis, junto al Pentágono y todas las fábricas de armas de ese país históricamente multiasesino?

2. Cada vez estoy más convencido que Hugo Chávez -el más grande presidente de Venezuela y gran dirigentes de América Latina- fue asesinado por los yanquis inyectándole cáncer. EEUU le dio un Golpe de Estado en 2002 y a las 24 horas recuperó el poder y el total apoyo de su pueblo.  Si Chávez hubiese encarcelado a todos los golpista, tomado medidas drásticas contra la derecha, expropiado unas cuantas empresas más y expropiado a los dolarizadores que no paraban sus negocios, los multimillonarios hubiesen corrido  hacia los EEUU. Pero Chávez, como muchos izquierdistas que piensan en la democracia burguesa, creyó que bastaba con el apoyo masivo del pueblo. ¿Coño, es que se les nubla la vista, se les bloquea el entendimiento y no ven, no piensan, que la derecha no descansa de recibir apoyos de los yanquis y sus seguidores?

3. EEUU y los golpistas de 2002 han llevado a Venezuela –sobre todo después de haber asesinado a Chávez- a tremenda crisis de “falta de mercancías y alimentos”.  La realidad es que existen gigantescas bodegas donde los esconden o salen para ser exportadas a otros países aunque a precios más bajos, pero muy bien subsidiados. Han destruido la economía venezolana los yanquis y otros países y sólo pararán hasta que un nuevo gobierno les garantice todo el petróleo. Pero los yanquis y sus apoyadores serán derrotados porque muchos izquierdistas bien nacidos estamos dispuestos a luchar junto a los venezolanos y porque el Imperio yanqui –aunque sigue siendo muy poderoso- está dando patadas de salvación porque Rusia, China, Europa y demás países están enterrando el dólar junto al comercio internacional yanqui. ¡Viva Venezuela! (29/VIII/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: