lunes, 13 de agosto de 2018

09:55:00
MADRID, 13 de agosto de 2018.- La ONG God’s Little People Cat Rescue, afincada en la isla griega de Siros, está buscando trabajadores para hacerse cargo de su santuario felino. Para ello, han colgado en Facebook una oferta de trabajo que promete un sueldo fijo de 600 euros y casa con gastos pagados para todos aquellos que estén dispuestos a mudarse al país heleno a cuidar de los al menos 55 ejemplares que habitan en la casa. El anuncio, publicado el pasado domingo, ha sido compartido por más de 25.000 personas y tiene más de 22.000 comentarios, aunque de momento, "solamente" han presentado su solicitud tres millares de candidatos, según el diario británico The Telegraph.

Los gatos en el santuario de la isla de Siros. (Facebook)

La oferta está dirigida a personas "maduras" —según aclara el anuncio, lo ideal es que sean mayores de 45 años— y "amantes de los gatos" que sepan disfrutar de la compañía de estos animales. Entre las funciones que tendrá que llevar a cabo la persona elegida, se incluyen las de cuidar, alimentar y medicar a los gatos, por lo que la fundación asegura que tendrá en cuenta los conocimientos veterinarios de los aspirantes, aunque también valorarán las capacidades "comunicativas con los gatos" y conocer la psicología de estos animales. La ONG señala en el anuncio que, además de los cuidados estipulados, los gatos van a necesitar también "montones de amor y atención".

El anuncio destaca la ubicación del santuario, en una casa con jardín en medio de un paraje natural aislado y con vistas al mar Egeo. El trabajo es a tiempo parcial, lo que permite compatibilizarlo con otras actividades y la duración del empleo será de al menos seis meses comenzando a partir de noviembre, aunque prevé un periodo de entrenamiento voluntario no remunerado de dos a cuatro semanas en octubre.

El santuario cuenta con vista al mar Egeo. (Facebook)

"No sabía que esto iba a llegar tan lejos", ha asegurado la fundadora y presidenta de la ONG, la artista danesa Joan Rachlitz Bowell, afincada en Grecia desde hace siete años. "Estoy muy orgullosa de que el nombre del santuario esté dando la vuelta al mundo", ha explicado Bowell a través de las redes sociales. Bowell necesita la ayuda con sus gatos este otoño, cuando dejará Grecia para atender los compromisos de su marido, el británico Richard Bowell, en Nueva York, según ha detallado este a The Telegraph.

La fundadora de la ONG y su pareja comenzaron a recoger gatos callejeros después de llegar a Siros, cuando vieron a muchos animales rebuscando en la basura en situación de desnutrición severa. Desde entonces empezaron a colaborar con veterinarios locales para mejorar la salud de los gatos de la isla y han respaldado varios proyectos —de esterilización o de financiación de operaciones dentales— con las donaciones que ha obtenido a través de la fundación. (El País)

0 comentarios: