jueves, 23 de agosto de 2018

10:58:00
BUENOS AIRES, Argentina, 23 de agosto de 2018.- Después de obtener la aprobación del Congreso, el juez Claudio Bonadio libró las órdenes de allanamientos sobre tres propiedades de Cristina Kirchner. El primero de los operativos, a cargo de la Policía Federal, estaba previsto en la propiedad de Río Gallegos, ubicada sobre la calle Mascarello 441. Pero, finalmente, comenzaron con el departamento de Recoleta, escenario central de la entrega de bolsos con dólares registrada por el chofer Oscar Centeno.

Alrededor de las 11:45 comenzaron a llegar los efectivos de la Policía Federal, apoyados por miembros de Infantería. Pasado el mediodía, también arribaron miembros de la Policía Científica.

En los alrededores del edificio también se hicieron presentes varios vecinos del barrio y se produjeron algunas discusiones entre quienes apoyan a la ex Presidenta y quienes la acusan de corrupta.

Los agentes de la Policía Federal llegaron, en medio de un gran tumulto de periodistas, hasta la puerta de la residencia en Recoleta de Fernández, que dirigió el país entre 2007 y 2015, aunque el juez Claudio Bonadio también solicitó registrar sus dos casas en las localidades patagónicas de Río Gallegos y El Calafate. El abogado de Cristina Kirchner, Gregorio Dalbón, atendió a los medios. (Reuters)

También llegaron al lugar un grupo de turistas brasileños quienes, enterados del allanamiento, quisieron estar presentes y lo comparaban con los operativos realizados en el marco de la causa conocida en Brasil como "Lava Jato".

En estos operativos, impulsados en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción, la Justicia no busca dinero, sino "corroborar los dichos de varios testigos" sobre espacios físicos en las dos propiedades ubicadas en Santa Cruz y en la vivienda porteña, de Uruguay y Juncal. Además, se busca conocer la "estructura, espacios" de las propiedades como "posibles lugares de almacenamiento", informaron fuentes de la investigación a Clarín.

 Pese a las exigencias de la ex Presidenta y actual senadora de Unidad Ciudadana, el juez Bonadio no modificó sus órdenes de allanamiento, que se emitieron sin restricciones en su contenido este jueves a la mañana después de recibir la autorización por parte del Congreso.

El primero en señalar el departamento de la calle Juncal como lugar central del circuito de las coimas fue el ex chofer Oscar Centeno, quien escribió los ocho cuadernos que dieron inicio a la causa judicial. Indicó que la "recaudación del día" se llevaba "siempre a Uruguay y Juncal". Entre 2011 a 2013 por esa propiedad, Roberto Baratta habría realizado 72 entregas por 60 millones de dólares.

En el caso de la propiedad de la calle Mascarello, en la capital santacruceña, ya se pidió al juez Julián Ercolini la certificación de los planos de la casa, ya que también se encuentra investigada en el expediente Los Sauces SA.

Esa propiedad de 892,8 metros cuadrados, ubicada en la costanera de Río Gallegos, fue tasada por el Tribunal de Tasación de la Nación (TTN), que determinó que su valor era de U$S 570.000: más del doble de los U$S 250.000 que declaró la firma de Cristina Kirchner.

 Más números sospechosos rodean esa casa: Osvaldo Sanfelice le vendió la casa a la ex Presidenta. El empresario la compró por $ 200.000 y la vendió a $ 1.260.000. El inmueble se investigó por presunto lavado de dinero y en esa causa quedaron procesados Cristina y su socio comercial Lázaro Báez.

El juez Bonadio busca ingresar a las propiedades de Cristina Kirchner, porque fueron indicadas por varios imputados en la causa de los cuadernos de las coimas, como los lugares de destino de los bolsos con dinero. La causa investiga una ruta de más de 200 millones de dólares en sobornos que se recaudaban de empresas contratistas del Estado. (Lucía Salinas / Clarín)

0 comentarios: