martes, 14 de agosto de 2018

11:21:00
MADRID, 14 de agosto de 2018.- Al estadounidense Ethan Sonneborn, de 14 años, le parecían poca cosa las elecciones al gobierno escolar, así que se presentó a gobernador de Vermont (Estado del noreste de Estados Unidos). Lleva un año haciendo campaña y ha aparecido en debates televisados compitiendo contra otros cuatro candidatos que este martes se juegan ganar la nominación del Partido Demócrata en la primaria previa a la ronda final de noviembre.

En su página oficial aclara que su candidatura no es una parodia: "¿Es esto legal? ¡Sí! Según la Constitución de Vermont y el Fiscal General de Vermont, solo debes haber vivido en Vermont durante cuatro o más años antes del día de la elección. Ethan ha vivido acá durante 14 años". Este Estado no tiene un requisito de edad mínima para ser candidato. Cuando entregó las 500 firmas de residentes en el Estado que necesitaba para poder presentarse, las autoridades le dieron luz verde para competir.


Las encuestas le dan a este adolescente pocas opciones frente a la favorita, Christine Hallquist, de 62 años, que de ganar se convertiría en la primera candidata a gobernador transgénero nominada por uno de los dos grandes partidos estadounidenses.

Sonneborn no es el único adolescente que compite este año en la campaña para las elecciones de medio término (en las que se renueva el Congreso y numerosos cargos estatales y locales). Medios estadounidenses reportan que hay otros candidatos menores de edad en Estados donde no hay un límite de edad como Kansas.

En parte este interés es atribuido al particular momento político que vive EE UU, con una gran movilización de ciertas minorías y grupos de votantes como los jóvenes contra el presidente Donald Trump. Muchos adolescentes, aún sin derecho a voto, se han manifestado a favor de restricciones a la venta de armas de fuego después de la matanza de la escuela de secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Parkland, sur de Florida.

A diferencia de otros candidatos adolescentes que en el pasado se lanzaron para llamar la atención, esta nueva hornada de menores de edad políticos sí han hecho campaña, recaudando fondos y participando en eventos de campaña. Según su reporte oficial de julio, Sonneborn había recaudado 1.700 dólares para su campaña.

Pero aunque estos candidatos menores podrían ser vistos como una señal de una oleada de votantes jóvenes en las próximas elecciones (perjudicando a Trump y los republicanos), algunos análisis apuntan que a la hora de la verdad los jóvenes podrían seguir absteniéndose en masa.

Sonneborn dice que decidió presentarse como candidato después de la tragedia de Charlottesville, la ciudad de Virginia donde hace un año murió una activista que protestaba contra una marcha de supremacistas blancos.

Sonneborn ha tomado prestado el mensaje de cambio del político más conocido de su Estado, el senador de ideas progresistas Bernie Sanders. Como él, el adolescente defiende la sanidad universal y una subida del salario mínimo.

"Necesitamos un candidato que de verdad tenga ganas de venir acá y sacudir las cosas", dijo en el foro televisado que emitió la semana pasada un canal estatal. "De eso ha tratado toda mi campaña. Un candidato que quiere cambiar las cosas y luchar por sí mismo". (El País)

0 comentarios: