miércoles, 29 de agosto de 2018

14:15:00
MÉRIDA, Yucatán, 29 de agosto de 2018.- El líquido que suministra la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) cumple con la Norma Oficial Mexicana (NOM) 127-SSA1-1994 y está libre de pesticidas, patógenos y contaminantes, por lo que la salud de la población está garantizada al igual que el buen desarrollo de las actividades productivas, afirmó el director del organismo, Manuel Carrillo Esquivel.

Acompañado por el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), Eduardo Batllori Sampedro, el funcionario informó que, de acuerdo con el estudio realizado el pasado mes de junio, los componentes del recurso que se distribuye a las familias yucatecas tienen las características microbiológicas, físicas, químicas, tóxicas y radiactivas para uso humano, por lo que no existe ningún riesgo.

Rueda de prensa presidida por el director de la Japay, Manuel Carrillo Esquivel.

"Es falso lo que, sin sustento ni pruebas, se ha señalado en cuanto a que no se está cumpliendo con la calidad del agua. La Japay cuenta con mecanismos y un laboratorio propio para analizar el agua que se extrae, además de otro externo que se encarga de hacer un análisis detallado cada tres meses”, subrayó Carrillo Esquivel en rueda de prensa.

La Japay, órgano que se encarga del suministro en Mérida y parte del municipio Kanasín, cuenta con un proceso de medición diario, así como muestreos de las fuentes de captación. También, un laboratorio externo, contratado mediante licitación, efectúa un estudio pormenorizado de manera trimestral para asegurar la calidad del vital líquido.


En su intervención, el subdirector Técnico de la Japay, Juan León Burgos, expuso que el último análisis confirma que el agua tiene las características adecuadas de color, olor, sabor, turbiedad, PH, dureza y cloro. Además, se verificó la ausencia de heces fecales, plaguicidas, radioactividad, al igual que elementos como aluminio, cobre, arsénico, mercurio y fluoruro, pues este último podría causar la pérdida de dientes.

De manera adicional, agregó, la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) lleva a cabo un monitoreo del cloro residual, con lo que se constata que se opera dentro de los límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabilización.


Hasta el momento existen 32 plantas de tratamiento, contra 20 que había hace seis años, lo que significa que en la actual administración estatal se ha construido 12 más para brindar un servicio eficiente, puntualizó.

Por su parte, Batllori Sampedro reconoció que en la geografía estatal se ha detectado puntos de alerta de contaminación en capas superficiales de áreas difusas, a causa de las aguas residuales, por lo que el Gobierno de Yucatán ha implementado acciones para detener y revertir afectaciones, como la construcción de 60 mil baños ecológicos con biodigestores en todo el estado.


En presencia de la jefa del Departamento de Operación y Control de Aguas Residuales de la Japay, Patricia Vázquez Mújica, el funcionario añadió que se procura el uso de biodigestores y plantas de tratamiento en 150 granjas porcícolas, así como en el rastro municipal de Mérida, a fin de aportar al cuidado de los recursos naturales y a la salud de la población.

0 comentarios: