miércoles, 29 de agosto de 2018

14:20:00
MÉRIDA, Yucatán, 29 de agosto.- Ante sus recientes declaraciones a la prensa local, donde ha intentado minimizar su rol en la administración de Roberto Borge Angulo, se nos ha hecho llegar la siguiente información adicional -aparte de la ya publicada- sobre Lino Magos:

Magos se muda en 2016 de Quintana Roo para esconderse en Progreso al salir órdenes de aprehension en contra de los borgistas.

Roberto Borge y Lino Magos

Reaparece en enero de 2018 pasándose del PRI al PAN como asesor de Julian Zacarias.

Presumió recoger curriculums y que él repartió los cargos para que le agradezcan.

Siendo el consejero jurídico de Quintana Roo mete a la cárcel a periodistas que hablaron mal de él.

Dice que no busca cargo en Progreso para presuntamente poder crear empresas fantasma y a tráves de ellas aparecer como proveedor.

Con sus empresas fantasma supuestamente vendió uniformes y equipamiento a la Policia en Quintana Roo, lo mismo que buscaría hacer en Progreso y Yucatan.

Menciona en la edición de ayer del Diario de Yucatán que él tiene otras miras ya que tendrá sus empresas e igual busca colocarse en el gabinete del Gobernador Electo, Mauricio Vila.

Presuntamente dice que se hará millonario ya que él tendrá sus empresas para recolección de basura en Progreso y las traerá a Merida, presumiendo ya tener un trato con el alcalde electo, Renán Barrera.

Se escuda en la Iglesia Ortodoxa como Secretario de la Directiva, pero asume el papel de presidente.

Estaría, según él, “protegido” por el arzobispo Ignacio Samaán, quien hoy no tiene un peso político, ya que lo nombró Representante de la Iglesia Ortodoxa en Yucatan, pero parece se le olvidó que Antonio Chedraoui, quien sí mandaba la política en Mexico, lo vetó de la iglesia.

Dice estar aliado con Jessica Saidén, ella fue quien llegó a Julian Zacarías al PAN, en venganza al PRI.

0 comentarios: