jueves, 23 de agosto de 2018

20:53:00
MÉRIDA, Yucatán, 23 de agosto de 2018.- El gobierno de Andrés Manuel López Obrador sólo pondrá 30 mil millones de pesos, de los más de 130 mil millones de pesos que se requieren para realizar el Tren Maya, ya que el proyecto se abrirá a la iniciativa privada, reveló el próximo director del Fondo Nacional del Fomento Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons.

En una reunión realizada en Mérida con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Yucatán, Jiménez Pons explicó al empresariado local que, además de los 30 mil mdp, el próximo gobierno federal pondría las concesiones y los derechos de vía, y que sería la iniciativa privada, incluso la extranjera, la que aportaría el resto de los recursos para ese proyecto.

Rogelio Jiménez Pons, próximo director del Fondo Nacional del Fomento Turismo (Fonatur).

Sobre la versión de que los recursos de promoción turística se utilizarán para realizar el proyecto del Tren Maya, afectando el impulso de ese sector, Jiménez Pons señaló que eso no sucederá.

“No se utilizarán recursos de la promoción turística, pues el proyecto se abrirá a la inversión privada, incluso se crearán productos bursátiles para la realización del proyecto del Tren Maya para que ciudadanos puedan invertir en él”, adelantó.

Indicó que los cerca de 6 mil 500 millones de pesos de la promoción turística se optimizarán para enfocarlos al empuje del desarrollo de los proyectos nacionales del sector, aunque sin descuidar la proyección de los destinos mexicanos.

Rogelio Jiménez Pons admitió que este tema ha causado preocupación entre los empresarios del sector, aunque reiteró que no se cancelará la promoción turística, al contrario, se seguirá con este impulso en el ámbito internacional.

La semana pasada, Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), criticó que la construcción del Tren Maya sea financiada con recursos que se obtienen del cobro del Derecho de No Residente (DNR) a turistas extranjeros que llegan a México por vía aérea.

“Claramente se va traducir en una disminución de la demanda y del círculo virtuoso que ahora tenemos con el DNR. Si ese dinero se destina cien por ciento al tren estamos cancelando todas las campañas de publicidad y promoción del turismo mexicano para los próximos 25 años y eso es una muerte segura”, indicó en una conferencia de prensa.

De acuerdo con el documento 'Turismo es bienestar. Recaudación y administración de recursos para los destinos turísticos', elaborado en julio de 2019 por la Sectur, en 2017 se recaudaron al menos 6 mil 700 millones de pesos por este derecho, de los cuales, por disposición legal, el 70 por ciento se destina al Consejo de Promoción Turística de México, 10 por ciento al Fondo de Fomento al Turismo y el restante para mejorar los servicios migratorios.

Jiménez Pons añadió que esperan que el sector empresarial invierta tanto en las vías férreas, en la creación de reservas territoriales y en las estaciones que se construirán, así como en desarrollos turísticos de distintos niveles.

“El Tren Maya es considerado una inversión social por la próxima administración federal, un proyecto de desarrollo integral, que implica programas de desarrollo social y turístico, pues queremos que el tren sea un elemento de progreso para toda la región”, apuntó.

Agregó que con el Tren Maya busca generar mucho trabajo para las empresas locales de manera inmediata, debido a las licitaciones púbicas para la construcción de la infraestructura que albergará el paso del tren, el cual tendrá vagones de lujo, pero también vagones para mochileros y para el transporte de personal que labora en toda la región de la Riviera Maya, con amplios espectros de servicios para todos los precios y todos los bolsillos. (Yoisi Moguel / El Financiero)

0 comentarios: