jueves, 2 de agosto de 2018

13:28:00
HARARE, Zimbabue, 2 de agosto de 2018.- El líder de la oposición de Zimbabue, Nelson Chamisa, se ha adjudicado este jueves la victoria en las disputadas elecciones presidenciales del país mientras toda la nación esperaba ansiosa los resultados de las votaciones que tuvieron lugar este lunes. Chamisa declaró que el actual presidente, Emmerson Mnangagwa, sabía que había sido derrotado porque de lo contrario, los resultados ya habrían sido anunciados.

Observadores internacionales instaron a la comisión electoral a publicar los resultados electorales lo antes posible para así evitar que se repitieran los episodios de violencia entre las autoridades y simpatizantes de la oposición, unos enfrentamientos que se iniciaron este miércoles y se han cobrado ya la vida de seis personas.

El líder opositor de Zimbabue, Nelson Chamisa, ha aceptado los resultados oficiales, que dan la victoria al partido gobernante, ZANU-PF, en las elecciones parlamentarias, pero se ha mostrado seguro de que ha ganado los comicios presidenciales, cuyos resultados se conocerán en las próximas horas. (Reuters)

En su primera aparición pública desde la votación del lunes, Chamisa instó a sus simpatizantes a mantener la calma y esperar “celebraciones masivas” por su victoria. También dijo que no podía dar cifras porque “violaría a ley”.

“Este gobierno no respeta la vida”, declaró Chamisa a los periodistas. “El señor Mnangagwa sabe que ha perdido esta elección. Si hubiera ganado, el resultado se habría anunciado hace tiempo, pero están tratando de maquillar las cifras para tratar de ofrecer resultados ficticios. Conocemos los resultados”, dijo. No es la primera vez que Chamisa acusa de manipulaciones, el miércoles ya acusó al partido gobernante ZANU-PF de amañar las elecciones aunque no aportó ninguna prueba.

Asimismo, muchas tiendas y bancos de la ciudad permanecen cerrados y las asociaciones de derechos humanos zimbabuenses han reportado que los camiones del ejército patrullan las calles increpando a los viandantes y mandándoles a sus casas. Estas son las medidas que han tomado después de que cientos de personas saliesen el pasado miércoles a protestar contra el retraso en la publicación y el fraude en los resultados de las elecciones.

Las protestas fueron reprimidas, primero por la Policía y después con la intervención del ejército con cañones de agua, gas lacrimógeno y munición real, lo que causó la muerte de al menos seis personas.

Por su parte, Emmerson Mnangagw a pidió este jueves a la ciudadanía de Harare que saliese a la calle a continuar sus vidas de forma normal, desoyendo la supuestas órdenes dictadas por el ejército que patrulla las calles. El portavoz presidencial, George Charamba, dijo a la televisión estatal ZBC que “los militares no manejan el Gobierno” y aseguró que las Fuerzas Armadas del país son “muy disciplinadas” y saben que “no pueden dictar órdenes de este tipo”.

La tensión va en aumento en el país africano, puesto que la Comisión Electoral (ZEC) sigue sin publicar los resultados de las presidenciales en las que Mnangagwa buscaba que las urnas le reafirmasen en la presidencia, mientras que Chamisa aspira a echarlo tras casi 40 años en el poder. Según los últimos comunicados, la ZEC confirmó que los resultados de las elecciones presidenciales comenzarían a anunciarse a partir de las 22.00 hora local.

En su cuenta de Twitter, el actual presidente señaló hoy que está “en comunicación con Nelson Chamisa para discutir cómo disipar de forma inmediata la situación” y pidió “mantener el diálogo para proteger la paz que todos anhelamos”. Además, el mandatario anunció que va a pedir “una investigación independiente” de lo acontecido ayer en Harare que permita llevar a los responsables ante la Justicia, en aras de la “transparencia y el rendimiento de cuentas”.

Estas elecciones son históricas en Zimbabue por ser las primeras desde la independencia en 1980 a las que no concurre el expresidente Robert Mugabe, quien gobernó el país desde ese mismo año hasta su dimisión forzada el pasado noviembre. (La Vanguardia)

0 comentarios: