sábado, 25 de agosto de 2018

18:13:00
Azhar Goraya

Todas las personas que nacen morirán. Esta es una ley inviolable, y se aplica a los profetas de Dios también. Hadhrat Mirza Ghulam Ahmad, el Mesías Prometido y Mahdi, falleció el 26 de mayo de 1908, después de una vida maravillosa llena de luz y señales divinas. A continuación, presentamos algunos destellos de los últimos años de su vida.

El Mesías Prometido (as) llegó a Lahore el 29 de abril de 1908, como deseaba su esposa. El 9 de mayo de 1908 tuvo otra revelación en árabe – traducida de la siguiente manera:

Partida, después partida. Dios llevará toda la carga.

Esta revelación le informó que la hora de la su muerte estaba cerca.

De acuerdo con los deseos del Mesías Prometido (as), se ofreció un banquete para los dignitarios y líderes de la opinión pública en Lahore. Bajo la insistencia de los invitados, el Mesías Prometido (as) habló por dos horas antes que se sirviera la comida, hizo un recuento de sus declaraciones y enseñanzas y entregó refutación convincente de todas las objeciones mencionadas en contra de él por la oposición de la fe Ahmadía.

En respuesta a la sugerencia de algunas personas, que él debería dar un discurso público, el Mesías Prometido (sa) dio su consentimiento y se ocupó en escribir un ensayo llamado Paigham-e-Sulah, o “Un Mensaje de Reconciliación”. Su objetivo fue difundir la paz entre los hindús y los musulmanes de la India. Mientras escribía este ensayo el día 20 de mayo de 1908, el Mesías Prometido (sa) recibió otra revelación árabe de Dios – traducida como:

                     Partida, de nuevo partida. La muerte está ahora muy cerca.

Sin embargo, continuó trabajando, completó su manuscrito y lo entregó para su publicación la tarde del 25 de mayo de 1908. Después de la oración de Asr el Mesías Prometido (as) dio un breve discurso acerca de la muerte de Jesucristo (as), y salió a su caminata cotidiana.

Esa misma tarde después de sus oraciones de Maghrib e Isha, el Mesías Prometido (as) se acostó a su hora normal. Comenzó a tener diarrea como a las once de la noche. Se comenzó a sentir verdaderamente muy enfermo y frecuentemente quedó inconsciente durante la noche. Temprano por la mañana preguntó, “Ya es hora de la oración?” Alguien cerca de su cama respondió, “Sí Huzur, ya es hora.” Comenzó a orar pero quedó inconsciente a media oración. Cuando se recuperó, repitió la pregunta, “Ya es hora de la oración?” y “O Dios mi Dios Amado!” A las diez de la mañana, su condición se tornó crítica y a las 10:30 a.m., falleció.

Según el calendario solar, su edad en el momento de su muerte era de un poco más de 73 años, y según el calendario lunar, su edad era de 75 años, en cumplimiento con su revelación de Dios.
*****

Para aprender más acerca del Islam puede asistir a los reuniones acerca del Islam, oraciones, clases de árabe, estudios del Corán, Hadiz, libros del Mesías Prometido y clases de predicación.

La Mezquita de la Comunidad Musulmana Ahmadía (Calle 60 x 51 No. 453ª, Centro de Mérida, Yucatán)
999 129 4594 (cel. + whatsapp),  999 924 2222 (mezquita)
comunidadmusulmanaahmadia@gmail.com

0 comentarios: