jueves, 9 de agosto de 2018

14:51:00
TULSA, Oklahoma, 9 de agosto de 2018- Un joven de 19 años fue sentenciado el jueves a cinco cadenas perpetuas consecutivas por el homicidio de sus padres y tres hermanos. Aun con la posibilidad de libertad condicional, difícilmente recuperará la libertad algún día.

Michael Bever tenía 16 años en 2015 cuando, junto con su hermano mayor Robert, mató a su madre, padre, hermanos menores y hermana de 5 años en su casa en un suburbio de Tulsa. Otras dos hermanas sobrevivieron.

Michael Bever.

Robert Bever, quien tenía 18 años en el momento de los crímenes, se declaró culpable en 2016 y fue sentenciado a perpetua sin la posibilidad de libertad condicional.

Michael Bever fue declarado culpable en mayo de cinco homicidios agravados y de un ataque con intención de matar a su hermana, entonces de 13 años, quien sobrevivió, por el que recibió una pena de 28 años.

Una hermana de 2 años resultó ilesa.

La defensa argumentó que Michael Bever fue arrastrado al delito por su hermano mayor, y Robert Bever declaró que se hacía responsable de todos los homicidios.

Los fiscales sostuvieron que Michael Bever participó de buen grado en los crímenes y merecía pasar el resto de su vida tras las rejas. (AP)

0 comentarios: