jueves, 26 de julio de 2018

17:38:00
Eduardo Ibarra Aguirre / 27-VII-28

A los que hace medio siglo lucharon y marcaron rumbo.

Ya es práctica ordinaria que distinguidos integrantes de la comentocracia, como se autodefinen algunos con orgullo, expresen su preocupación debido a que la multa que impuso el Instituto Nacional Electoral al Movimiento Regeneración Nacional por el fideicomiso Por los demás, para apoyar a damnificados por el sismo del 19 de septiembre de 2017, muestra la presunta intolerancia de Andrés Manuel López Obrador, su proclividad a descalificar “instituciones autónomas” y periódicos, así como la supuesta amenaza de un próximo “gobierno autoritario”.

Con frecuencia se trata de los mismos comentócratas que apostaron abierta o subrepticiamente por los candidatos presidenciales Ricardo Anaya y José Antonio Meade y durante la campaña privilegiaron la presentación de críticas  por cualquier motivo al abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia. Están en su pleno derecho, como este redactor a subrayar la continuidad en sus puntos de vista después de que el domingo 1 se fueron dormir con una derrota sin precedente para los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional por separado y en su convergencia de fondo como PRIAN, desde 1988.

Lo anterior no significa que la dirigencia de Morena y los fideicomitentes no cometieron errores, eso lo determinará el Tribunal Electoral al disponer de todas las pruebas que le aporten el INE y Por los Demás.

Sin embargo, la gran capacidad del Consejo General para litigar en los medios el tema y la extraordinaria simpatía que encontró entre los opinantes más leídos, escuchados y vistos en el oligopolio mediático, no tanto en apoyo a la multa impuesta como en el afán de exhibir a Morena y sobre todo al todavía no presidente electo, contrasta con la percepción que tienen los mexicanos, no por lo que en sí mismo puede encerrar y contener, como porque los comentaristas adelantan vísperas de manera acaso legítima, pero cargada de ideología y partidismo político.

Resulta que Opinión Pública Marketing e Imagen levantó el pasado fin de semana una encuesta telefónica, y preguntó si están de acuerdo con el INE, quien habla de irregularidades por el fideicomiso o con AMLO, quien sostuvo desde el primer momento que se trata de “una vil venganza”.

Los porcentajes no dejan lugar a la duda, de acuerdo con la información publicada por Desiderio Morales en el portal SDP Noticias. Los encuestados estiman, en 49.4% (prácticamente la mitad) que están de acuerdo con el dicho de Obrador de que la multa del INE es “una vil venganza” contra Morena. Y sólo 23.2% (menos de la cuarta parte), coincide con el INE en que sí hubo irregularidades en el fideicomiso. Un porcentaje similar, 27.4%, dice que no sabe. “Como quien dice, puede estar a favor o en contra, o tan simple como que no le interesa”, concluye el regiomontano. Dicho de otra manera y en palabras del encuestador: Por cada mexicano que está de acuerdo con el INE hay dos que avalan a AMLO en este conflicto por el esquema de apoyo a damnificados.

Pareciera pertinente que los colegas más escuchados, leídos y vistos en los medios, registren antes de que sea demasiado tarde para ellos y los propietarios de las grandes empresas periodísticas, que sus muy difundidas opiniones tienen poco eco, bajo impacto entre la mayoría ciudadana. Tal y como se reveló en forma espléndida la tarde-noche del primer domingo de julio, con los 30 millones de votos que conquistó Andrés Manuel López Obrador a pesar de que el oligopolio cerró filas con Meade y Anaya.

Acuse de recibo

“Usuarios de Twitter y caricaturistas acudieron el domingo al restaurante El Charco de las Ranas de Mixcoac, como muestra de solidaridad con Antonio Helguera, quien publica caricaturas de crítica política en La Jornada, Proceso y El Chamuco, después de que recibió amenazas en esa red social, tras expresar su opinión sobre la multa que el INE impuso a Morena por presuntas irregularidades en el fideicomiso para damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017”, informa Sylvia Wybo... Oportuno recordar: “México es un país extraordinariamente fácil de dominar porque basta controlar a un solo hombre: el Presidente. Tenemos que abandonar la idea de poner en la Presidencia mexicana a un ciudadano americano, ya que eso llevaría otra vez a la guerra. La solución necesita más tiempo: debemos abrir a los jóvenes ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y en el respeto al liderazgo de Estados Unidos. México necesitará de administradores competentes. Con el tiempo, esos jóvenes llegarán a ocupar cargos importantes y eventualmente se adueñarán de la Presidencia. Sin necesidad de que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, harán lo que queramos. Y lo harán mejor y más radicalmente que nosotros. (Richard Lansing, secretario de Estado del presidente de Estados Unidos Woodrow Wilson, en 1924).

​http://forumenlinea.com/nuevo/    https://www.facebook.com/forumenlinea    @IbarraAguirreEd    forum@forumenlinea.com

0 comentarios: