martes, 3 de julio de 2018

14:45:00
José Repetto

El PRI solamente ganó una fórmula por mayoría en todo México, la de Yucatán, integrada por Jorge Carlos Ramírez Marín y Verónica Camino Farjat.


En segundo lugar quedó la fórmula del PAN, conformada por Raúl Paz Alonzo y Ana Rosa Payán Cervera.

Esto significa que, a pesar de haber perdido, Raúl Paz será senador de primera minoria. Perjudicó al PAN e hizo el ridículo, pero aseguró su hueso.

Paz fue el candidato a pesar de su negro antecedente -la fiesta de Puerto Vallarta en 2014, escándalo que destruyó sus aspiraciones por la alcaldía de Mérida en 2015, su posterior separación y divorcio, su gestión autoritaria y antidemocrática en el Comité Estatal, los rumores de que es alcohólico y posiblemente otras cosas, etc.- que lo hacía un pésimo candidato.

Muchos panistas y ciudadanía en general opinaban desde hace años que el nombre de "Pacito" no debía estar en ninguna boleta.

Adicionalmente, cabe mencionar que la salida de Joaquín "Huacho" Díaz Mena del PAN para ser el abanderado de Morena por la gubernatura generó división en el partido, pues algunos liderazgos -varios de ellos hueseros quemados como los hermanos Peraza y el ex regidor Felipe Duarte Ramírez- y algunos militantes se fueron con quien también fuera el abanderado de Acción Nacional en 2012 por dicho cargo.

"Huacho", como se sabe, abandonó el PAN porque quería ser candidato al Senado de la República, pero Raúl Paz aprovechó su posición y su conexión con Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla, para agandallarse la posición.

Nadie puede dudar que lo que sucedió, la salida de "Huacho" del PAN y la derrota de su fórmula para el Senado, fue gracias a la falta de generosidad al agandalle de Raúl Paz. 

En conclusión, Paz ayudó más al PRI, en este caso específico a Verónica Camino, que cualquier candidato priista.

0 comentarios: