viernes, 6 de julio de 2018

18:27:00
MÉRIDA, Yucatán, 6 de julio de 2018.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) concluyó los procedimientos administrativos instaurados en contra de poseedores de ejemplares, partes y derivados de vida silvestre (jaguar, ocelote, venado y tortugas), así como cazadores de un jaguar, en Yucatán. Fueron multados por más de 700 mil pesos.

El primer procedimiento administrativo concluido se refiere al caso del locatario de un parador turístico en Valladolid, Yucatán, a quien se encontró en posesión de cinco pieles de Jaguar (Panthera onca) y una piel de Ocelote (Leopardus pardalis).

Le fue impuesta una multa de mil 400 Unidades de Medida y Actualización (UMAs); es decir, $105,686 pesos, por no acreditar la legal procedencia de los pieles mencionadas.

Respecto al procedimiento iniciado contra dos personas por la caza de un Jaguar (Panthera onca), así como de la persona que adquirió las partes y derivados del ejemplar de vida silvestre, derivado de la inspección realizada en el poblado de Xiulub, Municipio de Espita, Yucatán, se estableció a cada uno, multa de mil 325 UMAs, equivalente a $100,024.25 pesos.

En el procedimiento abierto a un curtidor del Municipio de Valladolid, Yucatán, a quien se le encontró tres pieles de venado, sin que acreditara su legal procedencia, se le impuso multa de $105,308.55 pesos; esto es, de mil 395 UMAs.

Finalmente, en el procedimiento abierto contra el poseedor de 35 tortugas de los géneros Terrapene, Rhinoclemmys y Kinosternon, en Plaza Oriente, en Mérida, Yucatán, las cuales eran ofertadas en redes sociales, se impuso una multa de tres mil UMAs: $226,470 pesos, por no acreditar la legal procedencia de los referidos ejemplares.

En todos los casos mencionados se realizó la denuncia correspondiente ante la Procuraduría General de la República (PGR), ya que el artículo 420 fracción IV del Código Penal Federal establece una pena de 1 a 9 años de prisión a quien ilícitamente dañe, trafique, posea, transporte, acopie, introduzca o extraiga del país alguna especie sujeta a protección especial o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte.

La Delegación de la PROFEPA envió a cobro todas las multas a las oficinas de recaudación local del Sistema de Administración Tributaria (SAT) en Yucatán,  por lo que se encuentra a la espera de la notificación del pago de las mismas.

En boletines publicados por esta Procuraduría, en fechas 12 de febrero, 22 y 27 de abril, así como 3 de agosto del año 2017, respectivamente, se reportaron las inspecciones realizadas de las que derivaron los procedimientos administrativos mencionados.

Es de señalar que la Ley General de Vida Silvestre establece que la imposición de las multas se realiza con base en la Unidad de Medida y Actualización al momento de cometerse la infracción.

0 comentarios: