sábado, 14 de julio de 2018

14:30:00
EDIMBURGO.- Miles de personas se concentraron este sábado ante el Parlamento escocés para una multitudinaria marcha que recorrió las principales calles de Edimburgo en protesta contra las políticas del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que este fin de semana realiza una visita privada a Escocia.

Los manifestantes, unos 50.000 según los organizadores, marcharon hasta el céntrico parque de Meadows, para participar en la protesta conocida como "El carnaval de la resistencia" cuyo objetivo es mostrar el rechazo ciudadano al viaje de cuatro días del Mandatario al Reino Unido.

La marcha, bajo el lema "Dump Trump" (Echar a Trump), fue convocada por la plataforma "Scotland against Trump" (Escocia contra Trump) y sus asistentes llevaban banderas en representación de México, Palestina y la comunidad LGTBI. Además, en las pancartas se leían frases como "Amo lo que Trump odia", "No al racismo, no a Trump" o "Escocia dice no a Trump".

Protesta ante el Parlamento de Edimburgo. (PA)

En la plaza del Parlamento, políticos como el líder del Partido Laborista escocés, Richard Leonard, y diputados del Partido Nacionalista Escocés (SNP) y de Los Verdes coincidieron en sus discursos en afirmar que Trump no es bienvenido en suelo escocés.

Otras protestas se celebraron también en los alrededores del campo de golf que Trump regenta en la región de Aberdeenshire, en el noreste de Escocia, así como en las inmediaciones del complejo Turnberry, en el extremo suroeste, donde se encuentran el Mandatario y su esposa Melania, una zona custodiada por un extenso dispositivo policial.

Como él mismo escribió hoy en Twitter, el jefe de la Casa Blanca espera pasar el fin de semana entre "reuniones, llamadas y, con suerte, un poco de golf", deporte que calificó como su "principal forma de ejercicio".

El domingo, los Trump partirán hacia Helsinki para la reunión que el lunes el Presidente mantendrá con su homólogo ruso, Vladímir Putin. (EFE)

0 comentarios: