lunes, 23 de julio de 2018

11:45:00
CIUDAD DE MÉXICO, 23 de julio de 2018.- Un nuevo escándalo sobre el servicio  toca al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Sus médicos extirparon por error el ojo sano a un bebé, por lo que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación.

Dirigida al director del IMSS, Tuffic Miguel Ortega, la recomendación del organismo presenta dos casos de inadecuada atención médica que provocaron la pérdida permanente de la vista de dos niños.


Uno de los casos tuvo lugar en el Hospital General de Zona 8, de Uruapan, Michoacán, y el otro en el Hospital de Especialidades Número 2, de Ciudad Obregón, Sonora.

En el primero, el menor perdió la vista por la falta de diagnóstico y tratamiento oportuno de una retinopatía, por lo que dicho padecimiento evolucionó.

En tanto, en Sonora, el expediente de la CNDH indica que el médico que atendió a un bebé le extirpó el ojo derecho en lugar del izquierdo en que presentaba cáncer; se le extrajo el ojo sin malignidad y perdió la vista de manera permanente e irreversible.

En ambos casos, se acreditó que los médicos tratantes violentaron los derechos humanos a la protección de la salud y a la integridad física, así como el principio del interés superior de la niñez, indicó la CNDH.

Ante ello, el organismo recomendó al director del IMSS reparar integralmente los daños en ambos casos, los cuales incluyen compensación y/o indemnización justa, debida y oportuna, además de la debida atención psicológica.

También ha solicitado que los dos menores de edad sean inscritos en el Registro Nacional de Víctimas para que accedan, conforme a Derecho, al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral previsto en la Ley.

Se ordenó que el IMSS proporcione atención permanente que incluya tratamientos, medicamentos y terapias para que puedan desarrollar en un futuro habilidades que les permitan llevar una vida independiente y digna. (SDP Noticias con información de Radio Fórmula)

0 comentarios: