viernes, 20 de julio de 2018

17:24:00
MADRID, España, 20 de julio de 2018.- La Audiencia Nacional abrió una investigación sobre los delitos que podrían surgir de la filtración de las conversaciones grabadas en la primavera de 2015 en Londres en las que Corinna zu Sayn-Wittgesntein, la que fuera “amiga entrañable” del Rey Juan Carlos, asegura haber sido utilizada por el monarca emérito como testaferro para ocultar su patrimonio.

El magistrado Diego de Egea abrió una pieza separada de la investigación del caso Tándem, por lo cual el próximo jueves 26 están citados a declarar por estos hechos el excomisario de la Policía Nacional, José Manuel Villarejo, en prisión desde noviembre, y el comisario Enrique García Castaño.

El rey emérito Juan Carlos I y Corinna zu Sayn-Wittgesntein. (El Mundo)

Aunque la pieza separada de la Operación Tándem investigará el contenido de las grabaciones, el rey emérito no puede ser investigado por la Audiencia Nacional ya que tiene fuero ante la Sala II del Tribunal Supremo.

Con su abdicación, en junio de 2014, Juan Carlos perdió su condición de inviolabilidad que marca la Constitución española, pero mantiene el aforamiento.

Sin embargo, sí se entrará en el fondo de las aseveraciones que la comisionista danesa-alemana hace en las grabaciones sobre operaciones financieras en el extranjero y el supuesto pago de una “comisión” al monarca por el contrato que ganó una decena de empresas españolas para realizar el tren de alta velocidad (AVE) entre las ciudades saudíes de La Meca a Medina.

Las grabaciones de estas conversaciones, dadas a conocer en días pasados por los diarios digitales elespañol.com y okdiario.com, recogen la entrevista que sostienen Corinna, el expresidente de Telefónica, Juan Villalonga, y el comisario Villarejo, un oscuro personaje de las `cloacas del Estado´ español involucrado en operaciones oscuras y espionaje contra políticos, empresarios y jueces españoles, durante más de dos décadas.

La investigación del caso Tándem está a cargo de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional bajo el mando de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada que derivó en la detención de Villarejo, su esposa Isabel Alcalá, y de Carlos Salamanca, comisario jefe de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal por los presuntos delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales.

Las investigaciones se refieren a operaciones con Guinea Ecuatorial y China. La fiscalía explicaba en noviembre pasado, que la operación “tiene por objeto el desmantelamiento de una organización criminal cuyo principal objetivo es la reintroducción en España, y otros países de la Unión Europea, de fondos procedentes de actividades ilícitas vinculadas a la corrupción internacional en los negocios”.

En su página de internet, el diario El País recordó que un documento de Asuntos Internos de la policía resume las grabaciones de 30 terabytes, la mitad de ellos encriptados, que los investigadores incautaron en los domicilios de Villarejo.

La investigación de esta pieza separada pretende determinar la veracidad de los testimonios de la amiga del rey emérito.

No obstante, el magistrado buscará precisar si las acusaciones de Corinna se pueden acreditar o no como el presunto cohecho y el blanqueo de capitales por el pago del AVE a La Meca. (Proceso)

0 comentarios: