viernes, 20 de julio de 2018

14:36:00
MÉRIDA, Yucatán, 20 de julio de 2018.- Autoridades estatales y federales fortalecen en Yucatán las acciones preventivas y los protocolos de atención ante la influenza, que registra un brote atípico en la entidad, al tiempo que hicieron un nuevo llamado a la población a actuar de manera corresponsable para evitar el contagio de la enfermedad. 

Durante la primera Sesión Extraordinaria del Consejo Estatal de Salud, la titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Martha Góngora Sánchez, afirmó que se trabaja de manera intensa en la difusión de las medidas para evitar contraer la enfermedad y se cuenta con el equipamiento necesario para dar servicio a los pacientes, pero reiteró que en todo este esfuerzo también es necesaria la participación de la ciudadanía.

“A manera de previsión, estamos aumentando los insumos y la capacidad de personal para que la población sea atendida de forma puntual”, aseveró.

Primera Sesión Extraordinaria del Consejo Estatal de Salud.

En su intervención, el secretario Ejecutivo del Consejo, Jorge Mendoza Mézquita, indicó que debido a las condiciones climáticas marcadas por la temporada de lluvias, se ha generado un brote atípico de la enfermedad, por lo que reiteró el llamado a la sociedad a extremar las acciones higiénicas básicas que eviten el contagio.

“Se están llevando a cabo labores de control del padecimiento, las cuales han sido exitosas en años anteriores. No obstante, hay factores diferentes en esta ocasión, lo que apremia a tomar medidas preventivas y buscar atención médica ante los primeros síntomas”, puntualizó el también titular de la Secretaría de Salud del estado (SSY).

Medidas higiénicas en escuelas.

Como parte de las tareas ante esta situación atípica, la estrategia del Consejo Estatal de Salud está enfocada a continuar la vacunación, principalmente de los grupos blanco, los cuales abarcan a menores de seis a 59 meses de edad, adultos mayores de 60 años, embarazadas y personal de salud. También, se enfoca a personas de cinco a 59 años con diabetes no controlada, obesidad grave, enfermedades respiratorias o del corazón, VIH y cáncer.

Asimismo, se continuará con un protocolo que abarca el reforzamiento de la difusión de las medidas personales higiénico-dietéticas en los medios de comunicación para prevenir enfermedades respiratorias y la capacitación al equipo de salud para identificar el padecimiento y brindar tratamiento oportuno. De igual forma, se mantendrá la revisión de expedientes clínicos para la posible caracterización de nuevas variables, pues los hallazgos permitirán mejorar el proceso de atención en el primer y segundo niveles.

Al presentar un panorama sobre la influenza en la entidad, la subdirectora de Salud Pública de la  SSY, Mirza Tec Kumul, señaló que se ya se aplicó 625 mil 373 dosis de vacuna contra este mal, lo que significa una cobertura del 100 por ciento para la temporada invernal 2017-2018. El siguiente lote, dijo, llegará en octubre, pues el biológico se va modificando cada año para asegurar su efectividad, de acuerdo con el estudio de los casos registrados en cada lapso.

A través del examen llamado árbol filogenético, que se hace en el Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica (Indre), se determina por técnicas de laboratorio la secuencia parcial del gen de la hemaglutinina. En las muestras de pacientes confirmados en Yucatán, se identificó que pertenecen al mismo grupo y subgrupo de las cepas de los virus contenidos en la vacuna de la temporada 2017-2018 y la que se aplicará en 2018-2019, añadió.

Ante el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Jorge Méndez Vales, agregó que hasta el momento existen 170 casos de influenza y un total de 12 defunciones, situación atípica sólo comparable con el año 2013, cuando hubo 137 registros de afectados por influenza con predominio de la circulación de la variante AH1N1.

“De la semana uno a la 28 se presentó los casos probables de la enfermedad, que fueron mil 892 y hubo 252 hospitalizados por neumonía, por lo que de la semana 29 a la 52 se proyecta que podrían registrarse mil 233 casos más, así como 370 más hospitalizados por neumonía”, anticipó Tec Kumul.

Por su parte, Méndez Vales apuntó que el IMSS ha desplegado acciones de contingencia y operativas en los niveles primero y segundo de atención, así como en las guarderías a cargo de la instancia, actividades de promoción y prevención para el personal que atiende a los derechohabientes y se vigila los casos diarios de enfermedades respiratorias para identificar y tratar la influenza.

En ese marco, las autoridades estatales y federales hicieron hincapié en no automedicarse y ante los primeros síntomas acudir al doctor, sobre todo si se registra fiebre de 39 grados o más, deterioro de la función cardiaca y alteración del estado de alerta. Otras medidas son lavarse con frecuencia las manos, limpiar de manera constante los lugares de estancia y estornudar cubriéndose la boca con el antebrazo, pues las partículas que se expulsan pueden estar en un radio de un metro.

Cabe recordar que el brote de AH1N1 inició en las primeras semanas del 2009 en México y en Yucatán comenzó en el mes de abril, pero aunque se presenta todo el año en el país, aparece con mayor frecuencia en otoño e invierno, mientras en la península, que es una región subtropical, el incremento de casos se observa en la época de lluvias, que va de junio a septiembre.

Hay que tomar en cuenta que los brotes de influenza AH1N1 se dan de forma cíclica cada dos a tres años y los que se identifican en la región sureste predicen la situación que se notará en el resto del país durante la siguiente temporada invernal.

0 comentarios: