miércoles, 18 de julio de 2018

13:15:00
CHIANG RAI, Tailandia, 18 de julio de 2018.- Cuando Elon Musk escuchó a uno de los buceadores que ayudaron a rescatar a los niños atrapados en una cueva de Tailandia decir en una entrevista en la cadena CNN que la idea del multimillonario de donar un minisubmarino para salvar a los menores era "un acto de propaganda", el fundador de SpaceX y Tesla montó en cólera y tiró de Twitter. En un mensaje dedicado al espeleólogo británico Vernon Unsworth, Musk le llamó "pedófilo", al tiempo que dijo que haría un vídeo para demostrar  que la cápsula sí hubiera funcionado. Dos días después, el tuit ha sido borrado, y a pesar de que incluso ha pedido disculpas por sus palabras, Unsworth se plantea denunciar al magnate sudafricano, que cuenta con 22 millones de seguidores en esa red social.
Elon Musk.

Los doce menores y su entrenador de fútbol fueron rescatados durante tres días la semana pasada por un equipo internacional de buzos en la cueva de Tham Luang, donde quedaron atrapados el 23 de junio. Unsworth, que vive parte del año en Tailandia y que asesoró a los topógrafos y los socorristas, consideró que el artilugio propuesto por Musk "no tenía ninguna posibilidad de funcionar". Según explicó, el pequeño submarino, de aproximadamente 170 centímetros de largo, no hubiera podido maniobrar en determinados puntos del recorrido que tuvieron que sortear los rescatadores y los niños.

"Mis palabras fueron escritas con indignación después de que el señor Unsworth dijera distintas falsedades y sugiriera que yo participaba en un acto sexual con el mini submarino, que había sido construido como un acto de generosidad y de acuerdo a las especificaciones del líder del equipo de buceadores. No obstante, sus acciones contra mí no justifican mis acciones contra él, y por eso pido disculpas al señor Unsworth y a las compañías que lidero. La culpa es mía y solo mía", ha afirmado Musk hoy en dos tuits en respuesta a un usuario de esta red social.

Por su parte, Unsworth duda si demandar a Musk. "Me han llamado abogados británicos y americanos. No he decidido aún qué hacer", dijo a la agencia Reuters. "No puedo dejarlo así", dijo Unsworth, que confirmó que no se vio con Musk cara a cara cuando este visitó la cueva durante el rescate. Por otro lado, las acciones de Tesla, que cayeron el lunes un 3,5% cuando Musk insultó al buceador en Twitter, han recuperado ya todo el terreno dos días después. (El País)

0 comentarios: