martes, 17 de julio de 2018

15:55:00
CIUDAD DE MÉXICO, 17 de julio de 2018.- En años anteriores y con la aparición de las redes sociales, los usuarios se inmiscuyeron en un ‘boom’ por compartir información como su ubicación, los lugares que visitaba y sus fotografías. Lo anterior, se reduce conforme crecen las amenazas.

Cifras de Kaspersky indican que el internauta actual cada vez está más preocupado, ya que el 69 por ciento de los usuarios mexicanos no se sienten cómodos con que las aplicaciones que descargan les soliciten permiso para acceder a información como su ubicación, lista de contactos y galería de fotografías. Dicha cifra se ha incrementado notablemente año tras año. En 2016, ese número era de 46 por ciento.

La empresa dedicada al desarrollo de soluciones de ciberseguridad, indica que el 78 por ciento de los usuarios está preocupado porque alguien pueda ver lo que hace o mira en su dispositivo, y el 71 por ciento teme que puedan rastrearlo utilizando la información de geolocalización de su dispositivo.

El temor antes mencionado está bien infundado. Las aplicaciones no solo pueden acceder a una gran cantidad de datos y pueden funcionar en segundo plano sin que los usuarios lo sepan.

Una investigación global de Kaspersky indica que el 83 por ciento de las aplicaciones de Android tienen acceso a datos confidenciales de sus propietarios y 96 por ciento de ellas pueden iniciarse sin consentimiento del usuario y sin que lo sepa, incluso mientras utiliza otras plataformas.

Pese a todo lo anterior, hay personas que evitan la seguridad de la información o las medidas de privacidad que podrían ayudarles a sentirse más tranquilas. Aproximadamente el 42 por ciento de los usuarios mexicanos admite que no verifica los permisos de sus apps móviles preinstaladas en los teléfonos que compran, tanto Android e iOS. El 15 por ciento de ellos tampoco lo hace con las apps que descarga e instala posteriormente. Es decir, los usuarios están preocupados, pero se mantienen desprotegidos.

"Las aplicaciones se han convertido en una parte importante de nuestra vida cotidiana. Las usamos para todo, desde retocar fotos hasta actualizar nuestras cuentas en las redes sociales, o desde juegos hasta reservar una mesa en un restaurante. Pero esta investigación muestra que, a pesar de nuestro amor por las aplicaciones, no necesariamente confiamos en ellas”, dijo Dmitry Aleshin, vicepresidente de marketing de productos de Kaspersky Lab.

“Si bien es cierto que las personas están cada vez más preocupadas de que sus aplicaciones sigan su actividad en línea, no necesariamente están implementando medidas para protegerse de posibles problemas", añadió. (El Financiero)

0 comentarios: