sábado, 14 de julio de 2018

15:59:00
CIUDAD DE MÉXICO, 14 de julio de 2018.- La creación del cargo de primer ministro y el reconocimiento del papel del mercado en la economía nacional aparecen como los elementos más destacados de la reforma constitucional que se lleva a cabo en Cuba.

El diario oficial Granma difundió este sábado por primera vez los principales aspectos del proyecto de nueva Carta Magna, que será debatido por los parlamentarios los días 21, 22 y 23 de este mes, para luego ser analizado en asambleas de vecinos y más tarde ser sometido a referendo.

En el texto, que consta de un Preámbulo y 224 artículos, se señala que el Consejo de Ministros mantiene su condición de máximo órgano ejecutivo y administrativo; constituye el Gobierno de la República; y estará bajo la dirección de un primer ministro, cargo que se propone crear.

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba. (Granma)

El hasta este momento presidente del Consejo de Estado y de Ministros pasaría a ser presidente de la República, quien podrá ejercer esa función por dos periodos de cinco años cada uno.

Además, se apunta que “el Consejo de Estado se mantiene como el órgano permanente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento), con la particularidad de que el presidente, vicepresidente y secretario de aquella lo son a la vez del Consejo de Estado, con lo que se pretende lograr una mayor continuidad y vinculación”.

El proyecto mantiene el papel rector del Partido Comunista de Cuba como fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado, así como la propiedad socialista sobre los medios fundamentales de producción, a lo que se añade el reconocimiento del papel del mercado y de nuevas formas de propiedad, entre ellas la privada.

Asimismo ratifica constitucionalmente la importancia de la inversión extranjera para el desarrollo económico del país, con las debidas garantías.

Al proyecto de Constitución de la República de Cuba se incorporan “mecanismos de defensa de las personas ante los tribunales de justicia para la salvaguarda de sus derechos, ante la acción u omisión indebida en sus funciones de los órganos del Estado, sus directivos, funcionarios y empleados”.

También “destacan el reconocimiento constitucional de otros derechos esencialmente en materia de justicia y el debido proceso, entre ellos, la presunción de inocencia”.

En política exterior, se incorporan algunos elementos, como la promoción del respeto al derecho internacional y a la multipolaridad entre los Estados; el repudio a toda forma de terrorismo; la protección y conservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, así como la defensa de la democratización del ciberespacio.  (Vivian Núñez / El Financiero)

0 comentarios: