sábado, 14 de julio de 2018

16:43:00
CIUDAD DE MÉXICO, 14 de julio de 2018.- El valor de mercado de las selecciones nacionales, al igual que el de los futbolistas, tienen un parámetro en común: sus precios se tasan en función del interés que generan entre aficionados y patrocinadores, por su clase y sus trayectorias. En ese contexto, Lionel Messi y Neymar Jr. representan un valor constantemente al alza.

Messi y Neymar Jr. encabezan el colectivo de los mayores referentes del futbol con un valor de mercado de 180 millones de euros (212.5 millones de dólares) cada uno. Eso significa el mayor monto en el mercado mundial, de acuerdo con Transfermarkt, el sitio alemán especializado en fichajes y valores de las franquicias de clubes y de las selecciones nacionales.

En el caso del jugador argentino, su cotización se disparó 36 millones de euros en los últimos seis meses. Neymar Jr., a su vez, se convirtió en uno de los futbolistas mejor pagados del mundo en agosto de 2017, a partir de que el Paris Saint Germain desembolsó 263 millones de dólares al Club Barcelona por la rescisión del contrato del delantero, con un salario anual de 50 millones de dólares.

La copa del mundo. (FIFA)
Así de golpe, el histórico fichaje del jugador brasileño superó por 100 millones de dólares la cifra que el Manchester United pagó al Juventus por el pase del francés Paul Pogba, también en 2017.

Luego del caso Neymar Jr. nada será igual en las tasaciones de Transfermarkt. Ahora, en vísperas del Mundial Rusia 2018, The Sun, prestigioso medio británico, revela que Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, está dispuesto a desembolsar 350 millones de euros por el pase del delantero brasileño, que vendría a cubrir el hueco de Cristiano Ronaldo, rutilante fichaje del Juventus.

Y es que los millonarios contratos e ingresos en el mundo del deporte se disparan año con año sin importar la disciplina. Aquí un caso: en su publicación anual del ranking del Deportista Mejor Pagado del Mundo, la revista Forbes instaló el martes 5 de junio al ex boxeador estadounidense Floyd Mayweather como el líder del selecto grupo, con un salario anual de 285 millones de dólares.

Las ganancias totales de Mayweather se obtienen de la siguiente manera: 275 millones de dólares por concepto de salarios y bonos, y otros 10 millones de dólares ingresan por patrocinios.

En ese orden, Forbes colocó en el segundo lugar a Messi, prácticamente con la mitad de las ganancias del ex pugilista: 111 millones de dólares, de los cuales 84 millones son producto de salarios y bonos, y otros 27 millones de dólares por patrocinios. El argentino está considerado el mejor futbolista del orbe.

Cristiano Ronaldo es el tercero de la nómina, con 108 millones de dólares (84 millones de dólares ingresan por salarios y bonos, y el resto, 47 millones, por patrocinios).

Luego está Conor McGregor, el luchador irlandés de artes marciales mixtas, y detrás de él aparece en el quinto peldaño Neymar Jr., con ganancias totales de 90 millones de dólares, que recibe de los siguientes rubros: 73 millones de dólares por salarios y bonos, más 17 millones de billetes verdes por cuenta de patrocinios.

Hace medio año, Argentina figuraba como la quinta selección con el más alto valor en el ranking de los 32 equipos que asistieron a Rusia. Pero ahora, la selección dirigida por Jorge Sampaoli llegó con la séptima nómina más alta, con 698 millones de euros, a diferencia de los mil 40 millones de euros en la que está cotizada España, que presume la plantilla de mayor valor en el orbe, según Transfermarkt.

En cambio, Panamá, la selección debutante en la historia de las Copa del Mundo, representó la plantilla de más bajo costo, con 9.43 millones de euros, aunque tres meses atrás el equipo centroamericano apareció en la clasificación del portal especializado con una cotización de apenas 5 millones de euros.

Para la FIFA, los mundiales se miden en millones de dólares. En ese contexto, en Rusia 2018, considerado ya el Mundial más costoso -con una inversión de 27 mil millones de dólares-, el organismo estima recaudar 6 mil 400 millones de dólares, provenientes de derechos de televisión, patrocinios, licencias por los derechos de la Copa del Mundo y servicios de hospitalidad, a pesar de los problemas que afrontó el organismo a raíz de las cascadas de investigaciones por corrupción de sus máximos dirigentes-, si bien el país anfitrión sólo recuperará el 10 por ciento de la inversión (10 mil 800 millones de dólares).

Como sea, la FIFA sólo repartirá 400 millones de dólares a los equipos que compiten en Rusia 2018. El evento, que se desarrolla del 14 de junio al 15 de julio, tendrá un incremento de 12 por ciento en relación a Brasil 2014. En ese sentido, los dos equipos que disputen la final en Moscú, Francia y Croacia, se embolsarán 28 millones de dólares cada uno.

Sin embargo, el campeón sumará 10 millones de dólares adicionales, para un total de 38 millones, lo que representa tres millones de dólares más de los que se llevó Alemania por su título en Brasil 2014.

La selección que termine el torneo en el tercer lugar recibirá 24 millones de dólares, según el anuncio de la FIFA, el pasado 28 de mayo. De avanzar a la siguiente etapa -octavos de final-, cada equipo obtendrá 12 millones de dólares, o 18 millones de dólares si alcanza la siguiente fase.

Si de números se trata, cada selección participante en Rusia recibió de la FIFA dos millones de dólares como premio por clasificar, es decir medio millón de dólares más que en la edición Brasil 2014 y un millón más que en Sudáfrica 2010. Adicionalmente, la FIFA compensará con 1.5 millones de dólares a cada una de los equipos para sus gastos de preparación.

La clasificación a esta justa mundialista equivale a recibir el ingreso mínimo garantizado por la FIFA a las 32 selecciones únicamente por disputar la fase de grupos: 8 millones de dólares. La diferencia son tres millones de dólares más que lo recolectado por aquellos equipos que no lograron acceder a los octavos de final en Brasil. Y la cifra se incrementa en la medida que cada equipo avanza en la competencia.

En Brasil 2014, se entregaron un total de 358 millones de dólares en premios, repartidos de la siguiente manera: 35 millones de dólares para Alemania, el campeón; 25 para Argentina (segundo lugar), 22 para Holanda (tercer lugar) y 20 para Brasil (cuarto lugar). Las selecciones que no superaron la fase de grupos recibieron 8 millones de dólares, mientras que a los equipos eliminados en octavos de final obtuvieron 9 millones de dólares.

En esta danza de millones, los clubes también fueron beneficiados: el ente rector del futbol los retribuirá con 8 mil 530 dólares diariamente por cada jugador que aporten a la selección durante el tiempo que dure su participación en el Mundial de Rusia. El apoyo empieza a contar dos semanas previas al juego inaugural y finaliza al día siguiente de la eliminación de su equipo. En el Mundial de Rusia participaron 736 futbolistas.

La FIFA permite que las federaciones determinen libremente la forma en que compensarán a sus 23 jugadores. De tal manera, en la pasada Copa del Mundo, Alemania premió a cada uno de sus protagonistas con un bono de 300 mil euros (354 mil dólares) por la conquista de su cuarto título. Dicho monto fue similar al salario base equivalente a dos semanas de los futbolistas alemanes que participan en la liga de su país, de España e Inglaterra.

Italia, que ha sido cuatro veces campeona del mundo (1934, 1938, 1982 y 2006), fue eliminada en el repechaje del Mundial de Rusia en noviembre pasado por Suecia. Tras el inesperado fracaso, el periódico New York Times alertó que analistas financieros proyectaron una pérdida de 116 millones de dólares para la selección por no calificar al torneo por primera vez desde 1958.

“Esta eliminación traerá consecuencias económicas”, advirtió Elisa Simoni, integrante de la izquierda del parlamento al canal Sky TG24.

Tradicionalmente, los jugadores de los equipos africanos le batallan para acordar los montos correspondientes a los bonos, por desconfianza a sus directivos. Y Brasil 2014 no fue la excepción: Camerún, Ghana y Nigeria se sublevaron contra sus federaciones.

Por un lado, los cameruneses viajaron a tierras brasileñas un día después de lo programado, tan pronto como su federación se comprometió a cubrir los premios acordados.

A su vez, el gobierno de Ghana ordenó una remesa de tres millones de dólares en efectivo, contraviniendo las leyes hacendarias de Brasil, para apagar la amenaza de huelga de los futbolistas por reclamos de premios económicos. Por motivos similares, los nigerianos suspendieron sus entrenamientos en vísperas de su importante juego contra Francia en la ronda de octavos de final.

En contraste, el regreso de Perú a una cita mundialista, después de 36 años, es todo un acontecimiento, al grado que analistas de aquel país vislumbran que generará un efecto positivo para la economía del país, pues se prevé que redituará hasta 0.5 puntos porcentuales al producto bruto interno (PBI), principalmente en el consumo, según proyecciones del director de la consultora Enginy Assessors, Francesc Rufas. Dicho porcentaje equivale a mil 163 millones de dólares.

Tras su clasificación, la selección peruana volvió a ser un atractivo producto. En diciembre pasado, la Federación Peruana de Futbol lanzó un concurso público internacional para recibir ofertas de televisoras interesadas en transmitir los partidos de su equipo.

Ahora, según el periódico peruano Líbero, la federación considera negociar los derechos de exclusividad de televisión para las eliminatorias de Qatar 2022 en una cifra aproximada de 30 millones de dólares, que triplicaría lo que Media Networks (Movistar) desembolsó por el ciclo mundialista anterior: 10.5 millones de dólares.

Esta vez, los jugadores españoles -que obtuvieron el título mundial en Sudáfrica 2010- recibirían una bolsa individual de 825 mil euros (aproximadamente 970 mil 200 dólares) en caso de levantar la Copa del Mundo en Rusia, a diferencia de los 600 mil euros que merecieron tras obtener el campeonato 10 años atrás.

Para Brasil 2014, la Real Federación Española de Futbol acordó repartir a cada futbolista un bono de 720 mil euros brutos, con el propósito de defender el título. Pero España fue eliminada repentinamente en la fase de grupos.

Las cuantiosas primas a los españoles están en sintonía con el valor de mercado que le otorga el sitio alemán Transfermarkt, el cual coloca la nómina de “La Roja” como la selección de mayor costo, con un precio total de mil 40 millones de euros. En promedio, los jugadores de España tienen un valor de 45 millones de euros.

En el segundo lugar está Francia, con mil 30 millones de euros. Alemania es tercero (mil 20 millones de euros), y Brasil es cuarto con 950 millones de euros, seguido por Inglaterra (874 millones de euros) y Bélgica (804 millones de euros).

Del resto de las selecciones latinoamericanas, Argentina destaca en el séptimo lugar, con 698 millones de euros, y Uruguay es noveno (387 millones de dólares).

Según los valores de Transfermarkt, México está ubicado en el lugar número 18, con 160.40 millones de euros.  Con estos parámetros, el valor individual de los 23 seleccionados nacionales se traduce en 5.73 millones de euros, si bien tan sólo Hirving Lozano fue tasado en 22 millones de euros por el referido sitio web. (Proceso)

0 comentarios: