sábado, 9 de junio de 2018

20:18:00
BRONDBY, Dinamarca, 9 de junio de 2018.- El último examen antes de encarar a Alemania en el debut mundialista lo reprobó México y lejos de crear confianza para enfrentar a Alemania, la derrota contra Dinamarca por marcador de 2-0 dejó más dudas.

A unos días del debut, Juan Carlos Osorio sigue probando jugadores, no existe un planteamiento diferente que no sea el de solo tener la pelota. Porque este equipo azteca la tiene, pero no sabe que hacer con ella para crear una jugada de peligro y és tarea de Osorio debe encontrar rápido el ajuste.

Si la ofensiva anda por la calle de la amargura la defensa camina por un callejón oscuro y sin salida. Ante Dinamarca los dos goles fueron un par de errores bien aprovechados y en el primer tiempo de no haber sido por Guillermo Ochoa el Tri se habría ido al descanso por lo menos con dos goles de desventaja, para suerte de México y Osorio, el cancerbero anda en un plan de figura.

El único elemento que mostró estar a la altura de una preparación de Mundial fue el Tecatito Corona. El jugador del Porto hizo lo que quiso, pero nunca tuvo un acompañante que estuviera a su altura y parecía estar solo en el campo.

Yussuf Poulsen marcó un golazo en el México vs. Dinamarca. (Foto: captura de YouTube)

Para el segundo tiempo el colombiano le dio actividad a jugadores como Edson Álvarez, Rafael Márquez y Marco Fabián, pero el equipo no funcionó, solo se dedicaron a ver como los daneses se adueñaron del esférico.

Al cuadro local le bastaron menos de cinco minutos para clavar los dos goles que le dieron el triunfo en la despedida ante su afición, la cual también los apretó porque en los juegos anteriores no habían hecho ni un solo gol.

Al 70’ Poulsen marcó el primero con un golazo aprovechando la débil marca de Gallardo, quien una vez más dejó en aro que no es un defensa y que le cuesta trabajo estar en esa zona sin poder jugar al frente cómo está acostumbrado en Pumas y como seguro lo hará en Rayados.

El Tri no se supo sobreponer al momento de ver caída su portería y dos minutos después Eriksen le ganó la espalda a Gallardo y sin piedad fusiló a Ochoa, quien por más que pedía una explicación a su zaga solo pudo ir por el balón al fondo de las redes.

México llegará al juego contra Alemania con mucha presión, con un solo gol en la preparación y enfrente tendrá ni mas ni menos que al campeón del mundo enfrente. Osorio deberá mejorar la defensa y la puntería si es que quiere por lo menos dar un poco de pelea el 17 de junio. (Enrique Martínez / Medio Tiempo)

0 comentarios: