domingo, 24 de junio de 2018

19:49:00
MÉRIDA, Yucatán, 24 de junio.- Fuentes informadas sobre el acontecer político local coincidimos: la campaña de Víctor Caballero Durán, candidato a la alcaldía de Mérida, es un rotundo fracaso, no ha dado de qué hablar y no ofrece nada nuevo.


El PRI, nos comentan, está sacrificando a Caballero, sacándolo a hacer el ridículo, tal como hicieron con Nerio Torres Arcila en 2012 y 2015, quien quedó tan golpeado por sus dos derrotas que dejó la política.

Al menos Nerio, se dice, tiene fama de ser una buena persona, mientras Caballero es conocido como antipático y distante y carga consigo su cercanía a Creciuentas, caja de ahorro que defraudó a gran cantidad personas, así como la inconformidad del magisterio local por su paso por la SEGEY.

Si de por sí es casi imposible para el PRI ganar Mérida después del desastre que fue la administración de Angélica Araujo Lara (2010-2012), a quien entre otras linduras se le recuerda por haber traído a Shakira para una de sus hijas (con cargo al erario, of course...) y construir un paso a desnivel subterráneo sin tomar encuenta a la ciudadanía, con la campaña de chiste de Caballero queda claro que ni siquiera lo están intentando y dan Mérida por perdida.

El consenso no es sólo que Caballero perderá sino que será aplastado por el candidato panista, Renán Barrera Concha, cavando su propia tumba política. (José Repetto)

0 comentarios: