sábado, 26 de mayo de 2018

13:01:00
NOBLESVILLE, Indiana, 26 de mayo de 2018.- A un maestro en una escuela secundaria de Indiana de nombre Jason Seaman se le atribuía el sábado el mérito de haber intervenido rápidamente para salvar varias vidas al someter la víspera a un estudiante armado con dos pistolas que abrió fuego dentro de su aula de ciencias, hiriéndolo a él y a una compañera de clase.

El agresor le había pedido permiso al maestro para ausentarse momentáneamente de la clase y luego regresó con las armas.

El jefe policial Kevin Jowitt dijo que el sospechoso fue arrestado "con extrema rápidez" después del incidente ocurrido alrededor de las 9 de la mañana del viernes en la secundaria Noblesville West.

Jason Seaman. (Twitter)

Las autoridades no divulgaron su nombre ni dijeron si había tenido problemas anteriormente, pero indicaron que probablemente actuó solo.

La familia de la estudiante lesionada emitió una declaración el viernes por la noche, diciendo que ella estaba en condición crítica pero estable y que estaba bien atendida en el Hospital Infantil Riley, en Indianápolis.

Ethan Stonebraker, alumno del séptimo grado, explicó que el agresor se comportaba sospechosamente cuando regresó al salón mientras se aplicaba un examen. Dijo que el profesor de ciencias Jason Seaman seguramente evitó una catástrofe.

"Nuestro profesor de ciencias corrió de inmediato hacia él, le arrancó un arma de la mano y lo derribó", afirmó Stonebraker.

"Si no fuera por él, seguramente más entre nosotros habríamos resultado heridos", añadió.

Stonebraker declaró al noticiero ABC News que Seaman le arrojó un balón de basquetbol al chico armado y que corrió hacia las balas mientras los estudiantes gritaban y se guarecían detrás de una mesa.

Dijo que también conocía al agresor, a quien describió como "un chico agradable la mayor parte del tiempo" y que bromeaba frecuentemente con sus compañeros.

"Es impactante que hiciera algo como eso", afirmó Stonebraker.

En Twitter, el presidente Donald Trump elogió la valentía de Seaman y le agradeció por salvar la vida de varios alumnos gracias a su pronta reacción.

El ataque ocurrió una semana después de otro ataque en una secundaria en Santa Fe, Texas, donde murieron ocho estudiantes y dos profesores, y varios meses después de una masacre en una secundaria en Parkland, Florida, donde fallecieron 17 personas. Ese ataque inspiró a estudiantes de esa escuela y de otras en el país a exigir más restricciones para el acceso a las armas.

Jeremy Seaman, hermano del profesor, declaró al periódico The Indianapolis Star que éste recibió tres balazos y lo estaban operando.

Indicó que después del tiroteo estaba consciente y habló con su esposa, a la que le dijo que se encontraba bien.

Jason Seaman, de 29 años, estaba estable y sin peligro el viernes por la noche, dijo el portavoz policial Bruce Barnes. El oficial dijo que el sospechoso parecía haber resultado ileso.

Noblesville se encuentra a unos 32 kilómetros al noreste de Indianápolis y es hogar de unos 50 mil habitantes. (AP / Excélsior)

0 comentarios: