jueves, 24 de mayo de 2018

17:48:00
Eduardo Ibarra Aguirre / 25-V-18

Buena parte de la llamada comentocracia que lo mismo proviene de la academia que de la conducción de noticiarios radiofónicos y televisivos, así como de programas de opinión llamados de análisis, aunque son obvias las filias y las fobias, se dan de topes contra la pared porque no alcanzan a escudriñar las causas de que los partidarios de Andrés Manuel López Obrador no tienen capacidad para registrar los errores que comete y sobre todo a señalárselos. Y con tal motivo los caricaturizan con denominaciones social y políticamente racistas, discriminatorias.

Todos reclaman tener la condición de liberales, no digamos demócratas aunque practican la censura y la autocensura. Sólo Leo Zuckermann se asume en forma abierta y por ello respetable como lo que ideológicamente es, neoliberal, y exigió a José Antonio Meade (7-V-18) que haga lo propio y defienda sin tapujos el modelo económico aún dominante en la aldea global con todo y los desastres medioambientales, sociales y humanitarios que genera.

El hartazgo ciudadano con la corrupción pública y en menor medida con la privada, a pesar de que sin ésta no puede existir la primera; con el creciente caos que por la inseguridad pública padece el país desde que gobernó Vicente Fox; así como la constante pérdida en el poder adquisitivo de los salarios e ingresos, en los bolsillos de las mayorías, para mencionar sólo tres de los más graves problemas nacionales; una porción importante de la ciudadanía llegó a la conclusión de que lo principal ahora es abrir paso a un opción electoral ajena al PRIAN que gobierna México desde los tiempos del corruptísimo Carlos Salinas y su aliado consentido Diego Fernández de Cevallos, y los pequeños partidos que los acompañaron y aún lo hacen.

Distinguir lo fundamental de lo secundario en política, incluida la electoral en julio de 2018, implica un grado notable de sabiduría popular, sobre todo cuando se busca impulsar un cambio con un movimiento-partido que en verdad es una coalición política, más la suma de los oportunistas de siempre que abandonan el barco del oficialismo (priista, panista y perredista) cuando está a pique, pero que también pueden acotar a López Obrador y su gobierno, el ritmo de éste con todo y el logro de la difícil mayoría legislativa por la que puja Morena.

Este hartazgo y esta decisión de una porción mayoritaria del electorado pareciera no entenderla la mayoría de los más afamados comentócratas o por lo menos eso transmiten a sus audiencias. Y los lleva a concluir que el Movimiento de Regeneración Nacional y sus partidarios están constituidos por incondicionales e incapaces de razonar su voto y adhesión a Andrés Manuel.

Tampoco es fácil entenderlo cuando se vive en una burbuja vinculada al poder presidencial y financiero, profundamente divorciada o ajena a las mayorías populares y que desde los micrófonos del oligopolio se enuncia como “ciudadanos de a pie”, y por supuesto que cínicamente se incluyen entre ellos, aunque se desplazan en autos blindados, con choferes y guardias.

Lo entiende mejor Felipe González, el que gobernó 12 años España y nadie lo criticó por ello: “Si Andrés Manuel López Obrador nadara de muertito llegará a la orilla con la ventaja que tiene”. Cuenta que cuando conoció a AMLO, siendo jefe de Gobierno del Distrito Federal “debo decir que las cuentas públicas las hacía bien y no es nada fácil, que la ciudad la cuidó bastante y además era y sigue siendo un mago de la comunicación”. Así de sencillo.

Acuse de recibo
Opiniones sobre el texto: Arnoldo Martínez Verdugo (23-V-18). Jesús Vázquez Vázquez: “(…), cuánta razón tienes, Arnoldo fue uno de los mexicanos más notables de nuestro tiempo y, para quienes tuvimos el honor y privilegio de conocerlo, tenemos la certeza, al recordarlo en éste su primer lustro de ausencia física, podemos asegurar que en Arnoldo, México tuvo a uno de sus mejores hijos. ¡Siempre lo recordaremos con gratitud y camaradería!...” Mario Rivera Ortiz: “Sí, Eduardo, así opinan lo demócrata-burgueses y los liberales pero no los comunistas. Claro, los liquidadores alaban a los liquidadores. Además ahí están los resultados a la vista”… Héctor Buenrostro: “Muy buena manera de tratar en Utopía 1970 a la inteligente y brillante trayectoria de Arnoldo Martínez Verdugo, desde las visiones de las izquierdas, hasta la derecha. Con múltiples testimonios y la tan profesional y veraz forma de tu escribir”… Jorge Retana Yarto: “Gran nota sobre un gran político e ideólogo del comunismo mexicano (…), en mis años de estudiante vendí el periódico Oposición y promoví y asistí a los Festivales en el Palacio de los Deportes. Inolvidable ver (a AMV) junto a Enrico Berlinguer, Georges Marchais y Santiago Carrillo. Si me permites dos aportaciones: el combate a lo que se llama ‘la ideología de la revolución mexicana’ que veía como el obstáculo central para construir la contra hegemonía obrero-socialista (…)” Opinan 36 lectores de Forum. Enlaces:

http://forumenlinea.com/nuevo/    https://www.facebook.com/forumenlinea    @IbarraAguirreEd    forum@forumenlinea.com

0 comentarios: