jueves, 24 de mayo de 2018

10:53:00
WASHINGTON, 24 de mayo de 2018.- La reacción de Corea del Norte a las declaraciones del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, fueron la gota que colmó el vaso y llevó al presidente Donald Trump a cancelar un planeado encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong-un, dijo este jueves un funcionario de la Casa Blanca.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, y el estadounidense, Donald Trump, en una televisión en Seúl. (JEON HEON-KYUN / EFE)

La viceministra de Relaciones Exteriores norcoreana calificó declaraciones de Pence sobre Corea del Norte como estúpidas.

El funcionario de la Casa Blanca dijo que aún hay esperanza de paz con Corea del Norte pero que el país necesitaba cambiar su retórica para alcanzarla.

"Hay una puerta que aún está abierta si los norcoreanos quieren pasarla. Pero eso involucra algunos cambios en su retórica (... ) como mínimo", dijo el funcionario.

Este jueves, el presidente Trump envió una carta al líder norcoreano para cancelar el encuentro que se realizaría en Singapur el 12 de junio; le dijo que la decisión la tomó por la "tremenda ira y abierta hostilidad" en declaraciones recientes y mencionó que espera reunirse con Kim "algún día". (Reuters)

0 comentarios: