miércoles, 23 de mayo de 2018

11:45:00
Pedro Echeverría V.

1. ¿Qué pasaría en México –así como en Venezuela- si los monopolistas del pollo y sus alimentos, así como el huevo, se ponen de acuerdo para presionar y boicotear al gobierno de López Obrador porque no les gusta? ¿Qué haría el pueblo cuya alimentación básica no se encuentra en ningún mercado y además hay grupos que se dedican a hacer comentarios contra el mal gobierno que ha provocado la desaparición de la producción? ¿Qué pasaría si también los monopolistas de la masa y la tortilla, así como del trigo y el pan, reciben órdenes de políticos y empresarios de que durante un mes desaparezcan esos productos para obligar a López Obrador  a no cumplir con sus promesas de meter a la cárcel a los más ladrones y corruptos?

2. En primer lugar le demostrarían a AMLO y sus seguidores que la fuerza la tienen los monopolios y que el empresariado puede hacer caer a cualquier gobierno. Este boicot, multiplicado por 100 acciones más, está buscando tirar del poder a Nicolás Maduro y se esforzó por hacer lo mismo contra Hugo Chávez. En Cuba de 1962 no hubo necesidad de desaparecer artículos; le bastó al gobierno yanqui de Kennedy con decretar un boicot/estrangulamiento total de más de 50 años para que no pudiera levantarse; obligó Kennedy a todos los gobiernos a romper relaciones con Cuba y no comerciar con la amenaza de ser castigados. Al pobre Allende de Chile le aplicaron un golpe de Estado militar encabezado en 1973 por Pinochet.

3. Lo que me extraña es que Maduro no haya acudido a la expropiación y encarcelamiento de los empresarios responsables de la desaparición de artículos como el huevo de los mercados. La expropiación no requiere indemnización en estos casos de boicot; bastaría con que los trabajadores pongan a fábricas y empresas expropiadas a producir en beneficio directo del pueblo. Si los gobiernos acudieran a la expropiación en estos casos el aplauso del pueblo sería unánime; pero lo más importante es que todos los empresarios explotadores pondrían sus barbas a remojar pensando en que si continúan con el boicot pronto les llegará la rasuradora. Pero también Maduro demostraría que el único camino que queda es enfrentar a los enemigos,

4. López Obrador nunca ha tomado a Venezuela, Cuba o Brasil como gobiernos modelos; pero debe quedar muy claro que las experiencias son universales. ¿Qué gobierno capitalista o empresarial en el mundo no ha tomado de los yanquis, ingleses, israelitas, japoneses, experiencias y consejos para explotar, dominar, reprimir, armarse, aliarse, hacer la guerra? Se acusa a López Obrador se seguir el ejemplo de Venezuela y a éste país de seguir los ejemplos de Cuba, Rusia, China, Corea del Norte; pero no hay modelos a seguir.  Los comunistas, anarquistas, socialistas, izquierdistas y socialdemócratas honrados, seguimos fielmente la experiencia de apoyar al pueblo miserable y explotado en todas sus luchas, porque nuestra liberación depende de ellos.

5. Así que “el infierno” que se vive en Venezuela es producto del boicot capitalista del mundo. Esos lamebotas y asesinos gobiernos como los de México, en lugar de seguir arrantrándose como esclavos del imperio de EEUU, lo que deben hacer es solidarizarse con los países que están haciendo esfuerzos por liberarse de la explotación capitalista. Tenemos confianza en que el próximo presidente de México realizará los cambios necesarios para que el pueblo camine por el sendero que hace mucho debió recorrer; pero también que despertará con un espíritu de liberación lleno de rebeldía, dignidad y lucha. Venezuela y México muy pronto serán gobiernos amigos, muy solidarios porque reconocerán que sus problemas como pueblos son los mismos. (22/V/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: