miércoles, 2 de mayo de 2018

08:13:00
RABAT, Marruecos, 2 de mayo de 2018.- El Gobierno de Marruecos anunció ayer la ruptura de relaciones diplomáticas con Irán, al que acusa de armar, financiar y formar al Frente Polisario a través del movimiento chií libanés Hizbulá. El ministro marroquí de Exteriores, Naser Burita, aseguró a los medios que la ruptura fue comunicada en la mañana por él mismo a su homólogo en Teherán, e inmediatamente conminó al encargado de negocios iraní en Rabat a que abandone el territorio marroquí a la mayor brevedad.

Según Burita, Marruecos dispone de “pruebas y datos” de que al menos un diplomático de la Embajada de Irán en Argelia ha participado “durante al menos dos años” como “facilitador” entre Hizbulá y el Polisario en acciones destinadas a capacitar a soldados del Polisario en “acciones de guerrilla urbana y ataques contra el Reino de Marruecos”.

Reunión extraordinaria en El Aaiún en la que la clase política marroquí y los cargos electos saharauis "unionistas" exigen firmeza ante l"las provocaciones" del Frente Polisario. (Fatima Zohra / EFE)

“Artificieros e instructores militares de Hizbulá” han viajado a Tinduf para formar a comandos del Frente Polisario, pero el hecho más grave -resaltó Burita- fue la entrega al Polisario en este mismo mes de misiles SAM-9, SAM-11 y Strella.

El ministro rechazó que la ruptura tenga nada que ver con el contexto sirio ni la situación en Oriente Medio en general, y recalcó que obedece “a intereses estrictamente bilaterales”.

De hecho, resaltó que el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Irán en 2014, más el envío de un embajador dos años más tarde, fue mal recibida por algunos aliados claves de Marruecos -probablemente Arabia Saudí y Emiratos, que no mencionó-, pero también aquel movimiento se hizo estrictamente por los intereses de Marruecos.

El ministro rechazó asimismo que la ruptura tenga que ver ni con el pueblo iraní ni con el chiísmo -una rama del islam apenas tolerada en Marruecos-, sino exclusivamente con esta alianza entre Irán y el Polisario.

Por su parte, el Frente Polisario calificó de “embuste de gran calado” la denuncia de Marruecos y desafió a Rabat a presentar pruebas de sus “falsas alegaciones”. En declaraciones a Efe, el portavoz del Polisario, Mohamad Hadad, señaló que el movimiento de Rabat obedece a un “oportunismo político” con el que pretende “eludir la negociación que la ONU le ha recordado debe emprender” sobre la cuestión del referéndum. El Gobierno marroquí anunció hoy la ruptura de relaciones diplomáticas con Irán, al que acusa de armar, financiar y formar al Frente Polisario a través del movimiento chií libanés Hizbulá. (La Vanguardia / EFE)

0 comentarios: