lunes, 28 de mayo de 2018

18:41:00
MÉRIDA, Yucatán, 28 de mayo de 2018.- A un mes de que el Cabildo aprobara por unanimidad la condonación del pago de derecho correspondiente a sus locales, varios locatarios del mercado Lucas de Gálvez manifestaron que gracias a la regularización hoy gozan de una mayor motivación para trabajar un patrimonio familiar que representa la única fuente de ingresos.

Como se recordará, el mes pasado 177 locatarios de este centro de abasto culminaron un proceso de regularización que nació por iniciativa de la actual administración a principios de 2017.

Doña Leydi Jiménez.

De acuerdo con los entrevistados, son decenas de familias cuyo futuro y tradiciones están íntimamente ligadas a la actividad de éste mercado en el cual han fincado sus esperanzas para mejorar su calidad de vida.

Para la señora Leydi Jiménez, quien vende bisutería y ropa, dijo que obtener este beneficio es un alivio y sin costo es mejor,  ya que tienen 30 años que estaban esperando que pueda trabajar el patrimonio familiar sin la incertidumbre de no saber que iba a pasar con su local.

-Esto ya me da tranquilidad porque mi esposo estaba enfermo y a mi edad es muy difícil encontrar trabajo, así que de esta manera nos ayudamos y ahora trabajo con muchas ganas para salir adelante,-relató.
Suemy Casanova Domínguez.

Por su parte doña Suemy Casanova Rodríguez, quien vende imágenes religiosas y joyería, dijo que desde hace 60 años iniciaron el negocio en el mercado, y que su abuela, cuando decide dejar de trabajarlo, se lo pasa a su mamá y su tía, para que continúen con el negocio y todo quede en familia.

-Es un trámite que veíamos complicado, pero vimos que se llevaron en tiempo y forma. Ahora todos estamos tranquilos sabiendo que podemos continuar con esta tradición de la cual nos sentimos orgullosos, a las a nuevas generaciones de nuestra familia. Esto es una bendición,-subrayó.

A su vez, don Jorge Valle Ek, es uno de los locatarios que recibió el título de su local señaló que después de 15 años de estar en este centro de abasto, este es un sueño hecho realidad.

Jorge Valle.

Don Jorge, quien vende joyería, comentó que antes de estar en el mercado Lucas de Gálvez, el rentó por 12 años y fue un gasto muy fuerte para él y su familia, por ello cuando se pasaron al mercado, estuvieron trabajando para que pudieran tener el local a su nombre.

-Estar en el mercado es algo que significa mucho para nosotros. Este trámite significó el inicio de un nuevo futuro luego de mucho tiempo. Para mi familia y para mí significa un sueño realizado y un alivio para nuestra economía,-relató.

De acuerdo con la Dirección de Gobernación  en el mercado laboran 4,000 personas aproximadamente, ofreciendo productos y servicios en frutas y verduras, chicharronería, ferretería, talabatería, huaraches, flores, comida, perfumes, esencias y remedios naturales, joyería, zapatería, prendas típicas, artesanías, especies y recados, mariscos y dulces de temporada, siendo la de mayor longevidad el área de condimentos y comida.

0 comentarios: