miércoles, 23 de mayo de 2018

16:20:00
NUEVA YORK, 23 de mayo de 2018.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no puede bloquear a los usuarios de Twitter, donde tiene más de 52,2 millones de seguidores, según la juez federal Naomi Reice Buchwald. A su juicio, aceptarlo violaría la Constitución de Estados Unidos, ya que no permitiría a ciertos estadounidenses conocer los pensamientos del presidente.

La sentencia se produce después de una demanda presentada en julio por el Knight First Amendment Institute de la Universidad Columbia y otros siete demandantes, a los que Trump había bloqueado en la red social. Para evitar así que sus comentarios apareciesen en su hilo de mensajes y menciones. Entre ellos, destaca un periodista que escribió a Trump que "Ganó Rusia" las elecciones presidenciales, un cirujano de Texas y un oficial de Policía.

Donald Trump. (AP)

Muy controvertida es la utilización del republicano de su cuenta @realDonald Trump, que en realidad le sirve como su portavoz real en la Casa Blanca. Es su método favorito para comunicarse con sus votantes. A través de ella, anuncia cambios en política nacional, nuevas estrategias en asuntos exteriores e incluso ha comunicado el cese de miembros de su gabinete. Además del gran número de seguidores que tiene, anteriormente citados, destaca para haber escrito 37.600 mensajes desde que abrió su cuenta en marzo de 2009.

De esta forma, Trump escribió en Twitter "caza de brujas" después de conocer que la juez había decidido en su contra.

Según Buchwald, esta plataforma está diseñada para ser "un foro público" del que Trump no puede excluir a los demandantes. "Este caso nos obliga a considerar si un funcionario público, siendo coherentes con la Primera Enmienda, puede "bloquear" a una persona de su cuenta de Twitter en respuesta a las opiniones políticas que ha expresado, y si ese análisis es diferente cuando ese funcionario es el presidente de Estados Unidos", planteó la juez en referencia al derecho a la libertad de expresión de los seguidores de Trump. "La respuesta a ambas preguntas es: no".

"Ningún funcionario del gobierno, incluido el presidente, está por encima de la ley", redactó la juez federal del distrito sur de Nueva York.

Mientras, no prosperó la estrategia del departamento de Justicia que argumentó que el presidente tiene derecho a bloquear a sus seguidores en Twitter en virtud de sus "libertades". Todavía así, Justicia no se ha dado por vencida, y un portavoz confirmó que apelarán en 60 días. (Marta Torres / El Mundo)

0 comentarios: