miércoles, 9 de mayo de 2018

16:58:00
CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo de 2018.- México se prepara para uno de los días más decisivos de su historia reciente: el próximo 1 de julio, los mexicanos eligen a su próximo presidente y se renuevan los cargos de 30 de los 32 estados de la República. Hay mucho en juego y los partidos tradicionales harán lo imposible para no dejar escapar ninguna gobernatura. Ese imposible se ha traducido en el cambio de género, aunque sea sólo sobre el papel, de al menos 17 candidatos municipales en el estado de Oaxaca, para cumplir las cuotas de paridad de género en las listas electorales.

El escándalo ha visto la luz gracias al colectivo muxe, como se conoce en esta región a la comunidad transexual, quien comenzó a sospechar sobre este fraude después de comprobar que, por primera vez en la historia de México, se habían presentado a las elecciones municipales 19 candidaturas transgénero. Una noticia que debía ser celebrada por todo lo alto por una comunidad que, si bien es respetada y venerada en Oaxaca, todavía tiene muchos retos pendientes.

Rueda de prensa del colectivo muxe que denunció el fraude. (PATRICIA CASTELLANOS / AFP)

La alegría y la sorpresa se fueron desvaneciendo en cuanto empezaron a tirar del hilo. No reconocían a ninguna de las candidatas que decían ser trans, según aseguró Naomy Méndez al portal de noticias 'Animal Político': "Se identificó que 17 de las 19 candidaturas aprobadas no forman parte de la comunidad transgénero. Sólo hemos identificado a Kristel Ramírez y Grecia Jiménez Osorio, quienes además de autoafirmarse como muxes, socialmente se nombran a sí mismas con esos nombres y son conocidas públicamente". Los otros 17, no sólo no hacían parte de la comunidad, sino que descubrieron que, muchos de ellos, están casados y tienen hijos. Otros incluso buscan reelegirse como presidentes municipales mientras que durante sus cargos anteriores no manifestaron ser transgénero.

Las candidaturas 'Todos por Oaxaca' (PRI-Verde- Nueva Alianza) y 'Frente por Oaxaca' (PAN-PRD- MC) se ampararon bajo el artículo 16 de los Lineamientos en Materia de Paridad de Género 2018 que señala que: "En caso de postulación de persona transgénero, transexuales, intersexuales o muxes, la postulación de la candidatura corresponderá al género al que la persona se auto adscriba y dicha candidatura será tomada en cuenta para el cumplimiento del principio de paridad de género".

En total 12 de sus candidatos se presentaban a presidencias municipales y otros 7 se registraron como suplentes de presidencia. A raíz de la denuncia presentada por el colectivo muxe, las autoridades federales se pusieron manos a la obra para desmantelar este fraude electoral. Y a pesar de las quejas de algunos partidos, que pidieron mantener las candidaturas en el anonimato, las autoridades consideraron que, "como personas públicas, los candidatos tienen que hacer actos de campaña y presentarse ante los electores", por lo que sus identidades podían ser reveladas.

Los colectivos trans quisieron dar un paso más y exigen ahora al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Oaxaca, IEEPCO, que pidan a los partidos políticos la comparecencia pública de los candidatos que, siendo hombres, se inscribieron como transgénero. Los partidos y sus candidatos en la región podrían ser sancionados dado que, según ha declarado la IEEPCO en un comunicado: "La simulación genera una vulneración de los principios de buena fe, certeza, legalidad y objetividad con la que deben conducirse los actores políticos dentro del actual proceso electoral".

Quedan menos de 2 meses para la gran cita electoral y México ya empieza a demostrar por qué, cuando se juntan la corrupción y la lucha por el poder, pueden surgir historias tan inverosímiles como ésta: la de los 17 hombres que se hicieron pasar por transexuales para concurrrir a unas elecciones municipales en Oaxaca. (Pablo Sánchez Olmos / El Mundo)

0 comentarios: