martes, 17 de abril de 2018

20:20:00
MIAMI, Florida, 17 de abril de 2018.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó hoy que su Gobierno ha tenido contactos directos y “a niveles extremadamente altos” con el régimen del líder norcoreano Kim Jong-un, con quien el mandatario estadounidense tiene previsto reunirse en junio.

“Hemos empezado a hablar con Corea del Norte directamente, a niveles extremadamente altos”, afirmó Trump en presencia del primer ministro de Japón, Shinzo Abe, con quien se reunió en su club privado de Mar-a-Lago, en Palm Beach (Florida).

Un soldado surcoreano camina ante la imagen de Trump y Kim Jong-un. (AFP)

Sin embargo, el republicano evitó aclarar si ya ha tratado directamente con el líder norcoreano: “Vamos a tener conversaciones con Kim Jong-un muy pronto, probablemente sea a principios de junio o antes, si todo va bien”, aseguró.

Todavía no se ha determinado dónde se producirá la reunión entre los dos líderes, aunque es posible que tenga lugar en la militarizada frontera entre las dos Coreas, puesto que ese será el escenario del encuentro el próximo 27 de abril entre Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in. ”Existe una gran oportunidad para resolver un problema mundial”, afirmó Trump en referencia a su futura reunión con Kim.

Por su parte, tras la reunión y en declaraciones a la prensa, Abe felicitó a Trump por el diálogo con Corea del Norte y aseguró que “la postura” y “la convicción inquebrantable” del mandatario estadounidense han provocado un “cambio importante” en el comportamiento de Pyongyang.

”Desde los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, en Corea del Sur, hemos observado un cambio importante en términos del comportamiento de Corea del Norte. Y el trasfondo de este cambio es la convicción inquebrantable de Donald, así como la determinación que demostró al abordar el tema de Corea del Norte”, dijo Abe. ”Así que -continuó- su postura ha hecho posible lograr este gran cambio”.

El actual deshielo protagonizado inicialmente por las dos Coreas comenzó, precisamente, durante los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en la ciudad surcoreana de PyeongChang.

De momento, Corea del Sur y China, aliado histórico de Corea del Norte, han asumido el protagonismo previo en las cumbres previstas con Pyongyang, lo que ha dejado en un segundo plano a Tokio, donde el Gobierno de Abe siempre se ha mostrado escéptico respecto al diálogo con el Norte.

Por ello, durante sus encuentros estos días con Trump, Abe busca garantías de que Estados Unidos tendrá en cuenta la seguridad de Japón cuando se reúna con Kim. (EFE)

0 comentarios: