jueves, 26 de abril de 2018

20:28:00
Pedro Echeverría V.

1. En México se puso de moda, a partir del “debate presidencial” de hace unos días, la palabra mochar (las manos) pronunciada como amenaza contra ladrones por el candidato presidencial “independiente” el Bronco. Aunque las palabras “mochar”, “mocho”, “mochazo” están en el diccionario, me han pedido que explique la diferencia que hay con otra palabra: “moches” muy usada en los últimos años.

2. Primero se conoció como un apodo: el “mocha orejas” que al parecer era un secuestrador que amenazaba con cortar una oreja del secuestrado si no se hacía llegar la cantidad de dinero que se exigía para liberarlo; algunas veces era un “mocha dedos”. Luego se publicó en México que los secuestradores “mocha cabezas” habían tirado unas cuantas cabezas humanas para amenazar a los políticos que no cumplían con sus compromisos.

3. En el “debate” del pasado domingo, el candidato “el Bronco” dijo y repitió que cuando sea presidente le cortaría las manos a todos los que roben; alguien de los oyentes le dijo que entonces toda la clase política –incluso muchos empresarios- quedaría manca, es decir, sin manos; así surgió el apodo del “mocha manos”.  Eso quiere decir que en México somos ricos en eso de mochar que se hace en el bajo mundo sin preocupación.

4. Los “moches” no son en el cuerpo sino en dinero. Durante mucho tiempo se habló que era una política aplicada en el PAN por sus legisladores y demás funcionarios. Se practicaba con los presidentes municipales que inventaban hacer “una mejora” en la población y le pedían a su diputado o senador que consiguiera un “milloncito” en el presupuesto para construir un parque, un pedazo de carretera, etcétera, asegurándole un porcentaje para él y otro para el diputado.

5. Esto de los “moches” están muy extendidos en México. Un ejemplo: se contrata una obra que podrá costar un millón de pesos: 10 mil al diputado, 15 mil al presidente y lo demás –con materiales baratos- para hacer la obra. La realidad es que es lo más común si además se hacen firmar recibos de trabajo muy bien arreglados. Este tipo de casos se llama corrupción y se manifiestan en todos los niveles porque son enseñanzas muy antiguas. Quien no lo esté haciendo que levante la mano.

6. ¿Por qué –según el diccionario- le dicen “mochos” a los conservadores, a los católicos, así como a los que tienen defecto en la pierna y caminan cojeando? En conclusión: En México nos ponen nerviosos los “mocha orejas”,” mocha dedos”, “mocha cabezas”,” mocha manos” y todo lo que amenaza nuestra integridad y libertad. Pero también la gigantesca corrupción que se ha desarrollado alrededor de los “moches” que el PAN –seguro el PRI- ha actualizado. (26/IV/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: