miércoles, 25 de abril de 2018

21:54:00
MÉRIDA, Yucatán, 25 de abril de 2018.- Tal y como lo ha hecho en diversas ocasiones, Elías Lixa Abimerhi, candidato de la coalición “Por México Al Frente” a la diputación federal por el Distrito 4, visitó el domicilio de don Fernando Chío Magaña, vecino de Chuburná, pues el segundo se encuentra en recuperación por la cirugía por la que le amputaron un dedo del pie como consecuencia de una complicación por diabetes.

Don Fernando Chío Magaña narra sus tribulaciones en el centro de salud a Elías Lixa.

Don Fernando platicó al panista los padecimientos que sufrió en los últimos meses a partir de que, en octubre, lo que inició como una ampolla estuvo cerca de dejarlo sin el pie derecho.

El también paciente del Seguro Social aseguró que, consciente de su enfermedad crónica, al ver la naciente herida en la extremidad inferior, acudió al centro de salud de su colonia en donde se le negó el servicio de “urgencias” por ser domingo, canalizándolo hasta el día siguiente con su “médico familiar”.

“Fueron dos meses de acudir a supuestas curaciones todos los días, en las que únicamente me ponían óxido de zinc y en algunas ocasiones me embarraban miel, transcurriendo así la semana mientras la herida empeoraba sin que me ayudaran con otro tipo de curación, por lo que tuve que acudir a consulta privada, pero ya era tarde”, narró Chío Magaña.

“El mes de diciembre me amputaron el dedo, no hubo más remedio, en apenas dos meses perdí una parte de mi cuerpo, aunque pudo ser peor, pues estuvieron a punto de cortarme el pie completo. Mi médico privado asegura que debieron darme un tratamiento más adecuado y no miel, para no llegar a esto”, abundó.

“Afortunadamente asistí a consulta privada en donde hoy me tratan la herida y con un tratamiento en cámara hiperbárica que, aunque es costoso, estamos logrando mejoría porque ayuda a la regeneración”.

Elías Lixa aseguró que además de los programas preventivos y de cuidados acerca de la diabetes, se requiere de más y mejores elementos para que casos como el de don Fernando, que se ven en todas las colonias, no sigan replicándose.

 “No podemos ser insensibles ante situaciones como ésta, que con el tratamiento e intervención adecuada hubieran tenido un resultado distinto y cambiado por completo la vida de una persona, a esto nos referimos cuando afirmamos que Yucatán merece mucho más. Todos los que participamos de la vida pública debemos de invertir todos nuestros esfuerzos por evitar el dolor humano evitable, urge mejorar la atención”, por lo que dijo que como legislador federal trabajará para que los proyectos de salud de Yucatán puedan ser garantizados, señaló.​

0 comentarios: