lunes, 23 de abril de 2018

20:16:00
Pedro Echeverría V.

1. Me gustaron más los moderadores, sobre todo, la Uresti.  Pienso que a los cinco candidatos  que vi debatir tuvieron el comportamiento y discurso que pensaba. Ya el famoso Bronco y la esposa del expresidente Calderón habían expresado antes, muchas veces, sus ideas. La Margarita, como la inmensa mayoría de las mujeres, son repetidoras de las ideas del marido; si su marido, siendo presidente seis años, mantuvo ideas de armar y fortalecer a las policías, al ejército, a la marina, incluso pedir la intervención delos EEUU, para “acabar con la delincuencia”, pues son las misma ideas que repite; y si además el marido la obliga a defender su anterior régimen gubernamental, pues a Margarita que ha vivido como “ama de casa muchas décadas”, ¿qué le queda?

2. Alguien dijo: “el hombre piensa como vive”. Posiblemente el Bronco ha vivido entre carniceros y militares. Por ello dijo que le van a cortar las manos (así)  a todos los que roben y además que instalaría escuelas militares con militares como profesores para que se soluciones los problemas en el país. ¿Libertades en México? El pobre Bronco no sé si le hacer el honor a los norteños expresándose como lo hizo. Me recuerda la dictadura de Porfirio Díaz que proclamaba la divisa de “paz, orden y progreso” que se impuso al pueblo y que sólo benefició a algunas decenas de familias haciéndolas grandes propietarias que mediante la explotación y opresión sometieron a millones de seres humanos. ¿Le cortarán las manos a Peña, a sus ministros y a los empresarios?

3. Luego aparece el tal Meade del PRI. Dijo que la corrupción no está en los partidos e instituciones sino entre los políticos; o sea, la corrupción no están en el PRI que ha dominado desde 1929; no está en el gobierno que controla todo por lo menos desde 1917 cuando fue proclamada la Constitución; tampoco está en el sistema capitalista que crea y preserva la desigualdad social, porque, según Meade,  todas esas instituciones son muy  buenas. Por el contrario Meade no piensa en que los políticos son hechuras de los partidos, el gobierno y el sistema social; pero sobre todo de una forma de pensar, de una ideología que impone la familia, la Iglesia, la escuela, los medios de información, que no son otra cosa que instituciones  hechas por el capitalismo.

4. Ricardo Anaya acudió al debate pensando en que su labia, su fácil palabra, le permitiría derrotar a sus competidores; sin embargo fue “uno más del montón” porque le faltan ideas, experiencia en el trato con la gente. Su objetivo fue ganar el segundo lugar para que la competencia sólo esté entre dos: él y AMLO.  Sin embargo parece muy difícil porque el PRI no está dispuesto a desaparecer –así nada más- de la competencia. No se sabe de los arreglos “tras bambalinas” entre dirigentes de partidos. Meade podría “enfermarse” y retirarse, pero tendrían que haber arreglos muy ventajosos para el PRI. ¿Qué pasaría si el arreglo es la aceptación de AMLO, asegurándole que sería reconocido por altos políticos, empresarios y EEUU a cambio de no hacerla de pez?

5. La directora de campaña de AMLO ha tenido la razón al decir que la batalla entre Meade y Anaya son las primarias con en EEUU. El gobierno, el PRI, el PAN, examinarán y determinarán quien de los dos les conviene para ponérselo enfrente a López Obrador. Sin embargo, lo que se vislumbra es que ya nada pueden hacer dentro de la legalidad; aunque en la ilegalidad aún hay muchas salidas que favorezcan al PRI, PAN, gobierno, empresarios. Los analistas dicen que no es fácil despojar a AMLO como en 2006 y mucho menos llegar a la represión brutal y hasta a los asesinatos. ¿No se ha leído acaso la revista Proceso de esta semana acerca de los poderosos inversionistas en el aeropuerto, encabezados por el multimillonario  Slim?

6. López Obrador, además de buenas propuestas posee experiencia. Pienso que por el camino de los debates (tres en total) no podrán bajarlo. De plano se les adelantó mucho con sus campañas permanentes de 18 años. Diariamente la prensa nos informa que organizaciones, sindicatos, núcleos campesinos y de estudiantes, declaran su unidad con Morena.  Si bien no debe confiarse pienso que debe preparar muy bien sus pasos futuros. Ni Anaya ni Meade podrán hacer nada serio para seguir en la competencia. Quizá la tarea muy visionaria de AMLO sea analizar y discutir las  propuestas para sus primeros tres meses de gobierno que, sin duda, serán los más difíciles porque allí estaría el aeropuerto y las llamadas “reformas estructurales; además saber los porcentajes en la cámara de diputados y senadores. (23/IV/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: